Y AHORA QUÉ, ¿A RECOGER LAS PLUMAS?

Que nadie crea que con eso de “las plumas” me refiero a nada referente a las que estos días desfilan con “orgullo” por Madrid. No va la cosa por ahí… ¿O sí?

Dice el famoso cuento que la calumnia, la difamación, es como ese hombre con un saco lleno de plumas. Las iba soltando por donde iba. Una vez que lo hizo, quería recogerlas una a una. Imposible, ¿verdad?

Pues eso es lo que ha pasado con los insultos que ha recibido la plataforma HazteOir y sus miembros, empezando por Ignacio Arsuaga, en su famosa campaña de #ElBusDeLaLibertad y #ElLibroQueNoquierenQueLeas.

Ahora resulta que un juez les ha dado la razón. No había ningún delito de odio. No era una campaña homofóbica, ni transfóbica, ni lanzaba odio contra ningún colectivo… ¿Ahora qué hacemos? ¿Recogemos las plumas?

unnamed

¿Qué hacemos, queridos concejales (de tantas ciudades) que habéis votado contra HazteOir como organización machista y que fomenta el odio…?

¿Recogemos las plumas de la difamación, queridos agentes de opinión pública (periodistas, profesores, políticos, algún cura-progre, etc…) que habéis señalado a unos ciudadanos que con dinero privado proponían una campaña privada, perfectamente legal y que no fomenta odio hacia nadie…?

¿Vamos a buscar plumas, hermanos cristianos, cofrades, instituciones religiosillas… que os habéis puesto de perfil algunos, no vaya a ser que me salpiquen estos radicales…?

¿Qué hacemos ahora, señores bien-pensantes, esos que dabais la razón en privado pero callaban en público, esos que pedíais el libro a escondidas, para que no se notara mucho…?

¿Qué tienes que decir ahora, Cristina Cifuentes, Carmena, Pablo Iglesias, Pepe Loaiza, Kichi, Mari Carmen Roa, Laura Prieto…? ¿Recogeréis las plumas?

El problema de todo esto creo que son dos temas cruciales de fondo: el afán totalitario del Nuevo Estado socialdemócrata -yo pienso que ese afán proviene desde las más altas esferas de poder mundiales y va en cascada hasta las más pequeñas esferas municipales, escolares, institucionales…-. Y por otro lado, la simple ignorancia. Nadie medianamente ilustrado podía perseverar en una acusación sobre algo que no tenía base razonable: no se trataba de personas peligrosas, ni odiadoras, ni ninguna facción ultra, etc, como se ha venido insultando… Son personas normales que opinan, familias, jóvenes, individuos que pagan sus impuestos y que sostienen una opinión sólida sobre la libertad, educativa sobre todo.

Y lo que es más surrealita: muchos de los que aprobaban mociones contrarias a HO, lo admiran en la intimidad, y así lo manifestaban en conversaciones de alcoba. Sobre todo, los del PP.

El afán totalitario del Estado, de los lobbies de presión homosexualistas (el nuevo socialismo) hacen siempre gregarismo y manada. Control de la juventud, en este caso, con una ideología que fomenta el goce rápido, las relaciones vácuas y el sexo sin compromiso. Todo esto, junto a un relativismo exacerbado que pregona la derogación de toda norma moral en la esfera privada y también pública.

Por tanto, los que activamente ponemos encima de la mesa el debate de la libertad de los padres a elegir el tipo de educación y de influencias que le queremos dar a nuestros hijos, pues no somos aceptados. Es más, somos vilipendiados con el anatema, el peor insulto que actualmente se puede proferir: machista y heteropatriarcal.  La sentencia pública de anatemización personal. Exilio, y exterminio de su nombre.

Hoy mismo, en Jerez, se hacía una moción. O no se habían enterado de la legalidad contra lo que votaban, o eran tontos de capirote. Más bien, al menos para los populares, lo primero, pues ellos mismo manifestaban que no se habían leído la moción. Un desastre.

En fin, un auténtico despropósito. Y las plumas sin recoger. Lo que produce una fractura en la sociedad. Se está viendo. Los que están por la libertad y los que prefieren el totalitarismo gay.

Yo, lo tengo claro.

VCR.

 

Anuncios

2 comentarios en “Y AHORA QUÉ, ¿A RECOGER LAS PLUMAS?

  1. Se llenarán muchos sacos con esas plumas. Pero aún asi, hubo muchas que se volaron con el viento. Alguien tendría que disculparse, pero no sucederá, no seré ingenuo, porque esta sociedad, el mundo, en términos cristianos, tiene ese objetivo, conciente o por ignorancia, de cambiar las cosas, de la libertad a la dictadura gay. Por momentos parecerá que ganan, pero no será así al final. Léanme bien, no sucederá.

    Me gusta

  2. La condena pública de Hazte Oir e Ignacio Arsuaga, en su famosa campaña de #ElBusDeLaLibertad y #ElLibroQueNoquierenQueLeas, han sido juicios apresurados sin fundamento, como prueba y denuncia este acertado artículo, que hace justicia a quienes son injustamente atacados y señalados por defender los derechos y libertades ciudadanas y combatir pacífica y racionalmente las políticas totalitarias de los lobbies de presión LGTBI impuestas por un Estado que conculca ásí el más fundamental de los derechos de la constitución: el derecho a la libertad de opinión y expresión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s