SOBRE HÉROES (con sólo un monopatín) Y ANTI-HÉROES (con pizarrín). (#YoSoyNazareno, 37)

Primero te cuento lo de “anti-héroe”.

Vengo del colegio de mi hijo pequeño. Graduación de Primaria. Emoción a raudales y luego departir en el patio con unos refrescos. Un jijí-jajá, unas sonrisas, fotos, etc. Conversaciones colegiales, intrascendentes, todo muy normal. Y a esto que surge el tema del terrorismo islámico y los atentados de Londres.

eurabia-burkha-turkeyY aquí viene lo maravilloso: lo oí con mis propios oídos. Y no había alcohol de por medio (no por precepto coránico, que aún no hemos llegado a eso en un colegio católico, que todo se andará…), y de haberlo habido, no suelo yo beber más allá de una cerveza… Pues eso, una veterana profesora del colegio lo dice con todo el cuajo: “los terroristas salen en Reino Unido y Francia porque son sociedades intolerantes, y aquí en España no salen porque somos abiertos con todos y muy tolerantes…”.

Ahí dejó su primera perla nuestra anti-héroe del pizarrín.No contenta con ello, prosiguió con igual resolución: 

“los islamistas se radicalizan en los lugares donde se sienten oprimidos por la sociedad, como los barrios de las ciudades europeas, porque piensan: ‘si tú tienes para comer y yo no, yo también quiero tener’, y entonces se radicalizan. Lo mismo pasa en determinados barrios de Ceuta y Melilla. Que ven que a su alrededor todos tienen y ellos no”. 

Lectura marxista-materialista de la realidad, de manual, vamos. Una maestra de colegio católico.

Y se quedó tan ancha la señora. Y yo que no daba crédito a mis oídos. Mi mujer la pobre sólo alcanzó a articular un “yo pienso que esto es un tema demoníaco…” con cara de circunstancias… y yo que me fui corriendo a por un agua bien fría…

O sea, que la culpa de los atentados de Londres, París, Bruselas… la tenemos nosotros que estamos marginando a los pobres musulmanes.

Y se queda suelta con su pizarrín, en un colegio, inoculando esa ideología buenista y blandita a mis hijos. Toma del frasco. ¡Vergüenza ajena!

Este tipo de profesores-villanos-blanditos, este Anti-Héroe, sería el mismo seguramente que rendirían pleitesía a la alcaldesa, cuando llegó al colegio la semana pasada para dar su discurso feminoide enmascarado de penita solidaria por las mujeres muertas a manos de salvajes violentos. Por cierto, en gran porcentaje, musulmanes.

Para rematar el tema dijo, con su cátedra del pizarrín, que “antes les alimentábamos más, por eso estaban más calmaditos los terroristas, ahora que les ayudamos menos, se han radicalizado“.

Esto es lo que por desgracia piensan muchos en Europa. Una Europa que levanta las manos en señal de rendición y llena los perfiles de redes sociales de banderitas, velitas, #WeAre… y #PrayFor… por cierto, dicho muchas veces por gente que ni idea de lo que es una oración y que ni siquiera piensan hacerla después de colgado el cartelito.

Una Europa que camina inexorablemente hacia Eurabia. Impresionante al respecto el editorial de César Vidal de hace unos meses, citando a Gadafi cuando éste pronosticó que Europa sería musulmana simplemente por cuestión de natalidad, sin necesidad de las armas. Y da unos datos demográficos que te deja la sangre helada. La cultura europea, concluye el editorial, no puede ya revertir: está condenada a su desaparición.

Frente a este pensamiento blando, cobarde, melífluo como un vómito… (si, lo siento, pero hay muchas victimas ya, empezando por los niños que sufren esta ideología). Frente a esto, digo, la acción del héroe. Un héroe de nuestros días. Uno que dijo con su vida lo que hay que hacer con los yihadistas asesinos: primero no tenerles miedo, segundo hacerles frente sin pensarlo mucho, y tercero, combatir con todos los medios a nuestro alcance. Aunque sea un monopatín.

Si. Ignacio ha indicado el camino. Los medios a nuestro alcance de los que hablo son muchos. En el sistema educativo, valorar nuestra propia cultura judeocristiana, en el respeto a todas las personas (pero excluyendo las ideologías, que no a las personas, violentas e intolerantes, no-democráticas). En el sistema judicial y policial, persiguiendo implacablemente a los yihadistas en las redes sociales, en sus escondrijos de las mezquitas más radicalizadas etc. En el campo de la Defensa, enviando las tropas necesarias para acabar con la serpiente en su propia madriguera, luchando internacionalmente contra el ISIS y apoyando toda coalición con ese fin, con la prudencia, moderación y selectividad que un país democrático debe tener siempre en el arte de la guerra justa.

De Ignacio Echevarría se ha escrito muchísimo estos días. Yo te recomiendo la breve entrada de Contando Estrelas, el blog de Elentir:

Ignacio ha demostrado que los héroes no son cosa de otro tiempo, ha demostrado que una persona puede marcar la diferencia entre vivir acobardados por el terror y plantarle cara… Ante unos miserables que han declarado la guerra a Occidente, Ignacio decidió dejar de huir y luchar. Su ejemplo debería hacernos reflexionar a todos sobre la actitud que estamos adoptando ante esta amenaza terrorista. Los yihadistas quieren someternos a base de sembrar el miedo. Si nos dejamos someter seremos sus esclavos, porque ellos ya sabrán que para nosotros no hay nada por lo que merezca arriesgar la vida, ni siquiera nuestra propia libertad, y se aprovecharán de ello.

Y también destaco este texto anónimo, de los muchos que hemos recibido por mensajes de wasap sobre Ignacio.

” No hay pedazo de tierra sin una tumba española”
Cuando las instituciones y la policía inglesa aconseja a la población correr, esconderse y llamar a la policía (quien os ha visto y quien os ve), un abogado de 39 años nacido en el norte de la vieja patria de Blas De Lezo y D. Pelayo, también corría… Pero en sentido contrario. Corría directo a los terroristas, directo a la muerte… un español se enfrentaba sin más armas que un monopatín a tres terroristas islámicos que acuchillaban sin compasión alguna a los descendientes del almirante Nelson.

…Una vez más, quedó probado aquel viejo dicho de que no hay en el mundo nada más peligroso que un español acorralado. Es una pena el sistema que rige esta nación y la clase política que vive de ella y la parasita. El pueblo español, o dicho de otra manera, el español de a pie, es valiente, abnegado y entregado porque lo lleva grabado en su carácter; lo que falla es lo que lo ha hecho siempre… Las inútiles y cobardes clase dirigentes.

En tiempos donde se encumbra y se idolatra a Messis y Cristianos, un hijo de esta tierra llamada España, un héroe anónimo, dejaba una lección de heroísmo en un país que por historia siempre nos despreció. Los que creemos en la defensa de Europa y de los valores cristianos te estaremos eternamente agradecidos.

Que aquí, en tu propio país, honren y dignifiquen tu bravura; una acción que sin tener nada que ganar te llevó hacia la muerte enfrentándote a ella, mirándola de frente, atacándola como si fueras un soldado de los tercios viejos… Gracias a actos como el tuyo, y no por los mundiales de la ” roja”, uno puede seguir sintiéndose orgulloso de ser español.

“Dios, que buen vasayo, si hubiere buen señor”.

Ya estas junto a los mejores… DESCANSA EN PAZ, HÉROE!

 

Anuncios

2 comentarios en “SOBRE HÉROES (con sólo un monopatín) Y ANTI-HÉROES (con pizarrín). (#YoSoyNazareno, 37)

  1. Un artículo para releer, y recordar, tu familia así como la de nuestro héroe Ignacio Echevarría han de estar muy orgullosas de que gracias a personas como vosotros se engrandezca la esperanza, la fe, ¡Bendiciones y hasta siempre Ignacio! ¡Bendiciones y hasta pronto Don Pedro!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s