VERGÜENZA… ¡Y MÁS VERGÜENZA!

LAS CIFRAS DE LA VERGÜENZA: 94.188. Casi cien mil seres humanos aniquilados en España. 65.771 de ellos de 8 semanas. 22.596 niños entre 9 y 14 semanas de gestación. 5.708 de esos niños no-nacidos, de 15 a 22 semanas. Y 113 de esos casi cien mil, con más de 23 semanas, en lo que son auténticos infanticidios.

Como dice este artículo de nuestro habitualmente citado Elentir: “aunque sólo fuese un inocente el sacrificado seguiría siendo una vergüenza”.

94.188 es el dato de muerte que se quiere tapar, por vergüenza. Es la trágica y temida cifra con que despedimos cada año, pues esperan a ese momento para que pase desapercibida entre fiestas, burbujas, fuegos artificiales y celebraciones…

Pero hay gente a las que aún nos sorprende. Hay personas que no disfrutamos del todo con la nochevieja, conocidos estos datos que nos visitan año tras año. Cifras que no bajan. Cifras que no retroceden.

Cifras que pesan sobre la conciencia de nuestro país. Cifras que pesan sobre la conciencia -si aún la tiene- de Rajoy, el mismo que dijo que cumpliría su promesa electoral de “reforzar la protección del derecho a la vida”, una promesa respaldada por una mayoría absoluta. El mismo que la traicionó, en la más infame de las deslealtades.

Una vergüenza para las políticas de educación sexual y de “igualdad”: de 94.188 mujeres que abortaron, para 781 era su sexto (o más) aborto. 970 abortaron por quinta vez. 2.567 mujeres lo hicieron por cuarta. Para 7.743 era el tercer aborto. 23.391 abortaron por segunda vez y 58.736 por primera. O lo que es lo mismo: para más de 35.000 mujeres no era su primer aborto.

Y más vergüenza para las políticas educativas del “todo vale”: 6 abortos en niñas de doce años, 62 niñas de trece lo hicieron, 303 de catorce años, 773 niñas de quince, 1.338 adolescentes de dieciséis años, 1.749 de diecisiete y 2.722 chicas de dieciocho años pasaron por esa tragedia. O sea, casi 8.000 menores abortaron. Un fracaso.

Sí, y ante esto… ¿Volvemos la cara? ¿Seguimos tal cual? ¿El Tribunal Constitucional no es capaz de pronunciarse y hacer valer su propia doctrina para derogar una ley injusta y genocida, sabiendo que así bajaría muchísimo el número de abortos?

Yo me quedo con la cara entristecida de Gádor Joya en el video. Lo dice todo. Gesto sobrio, rostro cargado de sentido y cargado con el peso de esos miles de asesinatos.

Hoy aquí vuelvo a decirlo: asesinatos. Porque un aborto es un triple asesinato: el del niño que muere destrozado, el de la madre que muere en su ser, el de la sociedad que muere un poco más cada vez…

No son datos para empezar un año animados. Pero esta lucha no es para pusilánimes. Ni  para cobardes. Ni para estómagos satisfechos o para opinadores profesionales.

La batalla por la vida es para los que se plantan ante una cifra. Para ellos solo.

Si quieres saber si estás en ese grupo, pregúntate lo que has pensado al oír la cifra de la vergüenza: 94.188.

Anuncios

Un comentario en “VERGÜENZA… ¡Y MÁS VERGÜENZA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s