EN SEVILLA FLORECE LA VIDA

En esta tardía primavera sevillana, florece la vida. En este palacio sevillano, crece la vida. De ese rostro joven y bello, resplandece la vida. Desde esas ánforas inertes, suben corazones de vida.

Podría ser la letra de una sevillana cantada a los pies de la Blanca Paloma, pero es una realidad espléndida: la de la ExpoVida de Sevilla, que tiene lugar hasta el 13 de junio en el magnífico marco de la casa-palacio de la Fundación Valentín de Madariaga, junto al Costurero de la Reina, al Parque de María Luísa, a la Plaza España…ExpoVidaSevilla

La belleza y la vida se unen estos días en la capital del Guadalquivir. Y tuve la oportunidad de asistir a la inauguración de esa unión. A las nupcias alegres de estas dos realidades sublimes: la defensa de la vida y el arte sevillano de un antiguo palacete con acentos neo-mudéjares, de la Exposición Universal de 1919.

Pero también contemplé allí a una joven sevillana, entregada a la causa más noble: la causa provida. Su nombre, Miriam. Su sueño: aborto cero. Sus armas: sus amigos, su perseverancia, y la razón que le asiste.

Porque una ExpoVida está basada en evidencias científicas, no en supuestos ideológicos, religiosos, políticos, como dijo Gádor Joya el otro día en su inauguración -¡menudo lujo de inauguración!-. Más claro, agua.

Y de esto, a ver si se enteran algunos. No podemos estar arrogándonos el pedigrí de ser muy providas porque tenemos tal o cual creencia, religión o ideas. No. Esto es cosa de supervivencia humana. De antropología, de la persona en su esencia ontológica. Es un error enfocarlo desde una perspectiva partidista o religiosa exclusivamente, aunque tanto la política como la religión y otras disciplinas tengan también instrumentos que nos ayudan a trabajar en la causa. Y aunque para muchos, toda nuestra actuación venga inspirada por la fe que profesamos. Para otros será por su activismo político, sanitario, educativo o cultural.

Paneles preciosos enmarcando la belleza sublime de la vida. Modelos fetales para ver de verdad lo que muchos no quieren ver: el hombre en sus primeras fases, expuesto peligrosamente al cuchillo de un médico sin escrúpulos. Eso es ExpoVida.

Ahora, y hasta el 13 de junio, está en Sevilla gracias al arrojo de Miriam y algunos amigos. Su hermana Elena, David, etc.

Nunca te desanimes, Miriam. La causa es demasiado grande para ti, con tus pocos años, y también para mi, con mis muchos. Lo es incluso para nuestra Gádor, esa mujer enorme y frágil a la vez, roca firme y suave al mismo tiempo, que se transforma en una guerrera invencible a la hora de hablar de la vida, porque es la voz de los que no tienen voz y mueren cada día. Esa mujer a la que tú y yo admiramos. Y que estuvo contigo el otro día en la inauguración. No se lo podía perder.

Estás llamada, Miriam, a seguir la estela de esas valientes mujeres hispanas que se han levantado frente al monstruo del aborto, y entre las que también se encuentran junto a Gádor Joya, Tania Fernández, Sara Larin, Patricia Sandoval y tantas otras que no nombro ahora.

Ya Sevilla lo necesitaba.

Tú eres ahora la voz de esos niños en Sevilla, mi querida Miriam. La causa, enorme. Pero no la llevas tú. Un día verás que la sostiene la Madre de aquellos a los que tú prestaste voz. Y que –como nos contó Patricia Sandoval– te esperan en el cielo para abrirte las puertas, clamando por ti.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s