SAN JOSÉ… ¿TAMBIÉN CENSURADO?

¿QUÉ PENSARÍA EL BUENO DE JOSÉ, EL ESPOSO DE MARÍA, AL PASAR POR DONDE NO SE DEJÓ DEFENDER EL DERECHO A LA VIDA?

San José, Custodio de la vida, fue “escoltado” por quienes censuraron a la vida, en San Fernando, cuna de la libertad de prensa. Por tanto, fue también, de alguna forma, censurado por éstos.

La representación municipal oficial (el PSOE, abortistas viscerales, y sus adláteres andalucistas), no tuvieron ningún rubor de acompañar entre sonrisas, ternos elegantes, trajes femeninos primaverales… y gran despliegue cofrade (que por cierto, hacen muy bien en mantener la piedad popular en alza). Acompañar, digo, al que es, puesto por voluntad de Dios, garante de la Vida del mundo. Patrono de los providas.

¿No es un contrasentido?

S.José

El domingo gocé de un bonito espectáculo de fe popular al contemplar la bajada del Patrón de La Isla de León por la calle San José, hacia la plaza y hacia el antiguo hospital y posteriormente asilo -hoy colegio-, del mismo nombre.

Música, petalada de flores, incienso, aplausos… Y un S. José que también procesionó delante de ese Centro de Congresos “Cortes de la Real Isla de León”, donde la vida no pudo ser custodiada. Donde fue censurada por ese equipo de gobierno que mintió (ya sabemos que el informe técnico no decía nada respecto a la Expovida), y que prepotentemente no dejó a los providas mostrar la belleza que la vida lleva en sí y todo lo que -como el aborto- la puede amenazar.

Petalada al Señor Patrón y paseo junto a él de los que no dejaron que los defensores de la vida se manifestaran para pedirla.

Incienso al bueno de José, el Esposo de María, y cortapisas para que sus hijos preferidos, los niños ASESINADOS por el aborto, fueran defendidos.

Aplausos al Santo José y siguen muriendo 300 de sus hijos cada día, en España, bajo una ley puesta por el partido que presidía esa procesión, y no derogada.

¿Qué no hay que mezclar religión y política? ¡Por supuesto! Por eso cuento todo esto. Porque lo primero es Dios y su ley. Y a ella se deben doblegar los políticos. También la ausente Cavada.

¿Que hay que dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios? ¡Faltaría más! Por eso hay que dar a Dios lo más sagrado: la vida, la de esos niños descuartizados también. Es sagrada. Es de Dios. ¡No se toca! También lo es para Fran Romero, representante de la alcaldía en la procesión.

Y para el concejal socialisto-cofrade con nombre de guardia municipal, ese que quiere poner una vela a Dios y otra… ¡a su alcaldesa!

San José, Patrón de La Isla de León y Custodio de la Vida, por ser Custodio del Hijo de Dios. Por algo será esa “coincidencia”.

Por eso en San Fernando se libra esa batalla de la cultura de la muerte contra la cultura de la vida.

Se trata simplemente, de estar, como dice Gádor Joya, en el lado correcto.

Yo, lo tengo claro.

 

 

Anuncios

Un comentario en “SAN JOSÉ… ¿TAMBIÉN CENSURADO?

  1. Hay tres problemas fundamentales, según mi criterio, en el enfoque del proceso que acaba con la vida de inocentes. Primero no piensan en la vida de un ser, sino en un amasijo de ceéulas. Segundo miran por la salud de la mujer y la prioridad es ella. Y el tercero es el enfoque cultural. En el primero es tristemente lamentable que quien destruye a una célula viva no se de cuenta, de que ya de por sí, esta matando, destruyendo. Es como acabar con un pricipio de proyecto antes de terminarlo, nunca llegará a consolidarse y así en cualquier aspecto de la vida. Y esto lleva al segundo, priorizan la salud y el interés de una madre por encima de la de su hijo. Por tanto hay una selección humana donde pagan los inocentes por desigualdas de condiciones (se podria considerar maltrato infantil). Y que no hay ninguna ley que ampare el derecho a nacer (que ahí contarian los dos padres) igual que hay una ley que ampara el derecho a matar. Es a lo que lleva este desproposito. Y por tercero el enfoque, matar no es un acto “cultural”, es un asesinato. Craso error, se corre el riego que con el uso de la expresión se instale para no irse en la saociedad. Porque eso es así, hablar de cultura de la muerte y cultura de la vida es instalar una acción en un proceder comun en un pueblo y eso no debe ser así, porque lo que se pretende es terminar con el asesinato de inocentes y no instalarlo como algo normal y parte de la cultura de ningún pueblo. A las acciones hay que llamarlas por su nombre y lo que hacen con los nonatos es matarlos indiscriminadamente y esto no puede justificarse como un efecto de la globalizacion. Que es el derrotero que está tomando. El derecho a la vida debe ser respetado y para todos por igual. Son muchas las batallas a librar y dos de ellasson en el seno de la familua y la educación en los colegios. Este es el paso fundamental para poder ganar la batalla. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s