Circuleando: DISLEXIA HISTÓRICA (Ya están aquí, 3)

WikiCavada+Ernestopodemita= tándem extremista de La Isla.

Y además… Ernestopodemita+wikiCavada+Canodiputado= trío radical de San Fernando.

Y con la cobardica colaboración abstencionista de Fran Romero (acompañado de sus dos chicos, “antiguos” andalucistas). Que no se nos olviden.

Son disléxicos históricos, porque distorsionan la realidad histórica. La ven sectariamente. A través de unas gafas de resentimiento o ideología personal.

Y todo por un caballo… Y por ser unos incultos de solemnidad. Por mucho que se rodeen (solo en el caso de la primera edil, y en rigurosa exclusividad), de insignes escritores-asesores-propagandistas… ¡Incultos de marca mayor!

Varela
Sí. La socia-lista y el podemita, a los que se une el feliz ciudadano-diputado Auténticos disléxicos  históricos. Junto a sus concejales socialistas-podemitas-ciudadanos. También desequilibrados históricos e intelectuales (en el mejor sentido de la palabra,¿eh?).

Y vaya por delante que tener dislexia (la verdadera, la confusión de las letras, y hablo por propia experiencia) no es nada malo. Pero serlo voluntariamente, por razón sectaria y por empecinamiento partidista, dislexia ideológica, ya eso tiene delito…

Ya fuera de toda ironía: en San Fernando se está perpetrando una de las meteduras de pata históricas más grandes de los últimos años. Desde que el anterior Presidente del Gobierno -cuyo nombre, de muy digna profesión del calzado no sea recordado-, le dio, entre sus muchas ocurrencias, por hacer una Ley mal llamada de Memoria Histórica. Que no era de Memoria, porque olvidaba la de un bando de la Guerra Civil. Ni era histórica, por ese mismo motivo y por su sectarismo a la hora de desarrollarla. Y que Rajoy la mantuvo, como mantuvo y desarrolló tantas otras tropelías pseudo-progresistas, como los incondicionales mosqueteros conocen bien.

Y he aquí que quieren quitar de en medio al General Valera con caballo y todo (su estatua se entiende, que el verdadero duerme el sueño de los justos desde hace más de medio siglo, muy alejado seguramente de estas polémicas). Y esto, a iniciativa de Podemos, con el voto favorable de la formación morada, del PSOE y de Ciudadanos. Para más asombro. Y la abstención de los ex-andalucistas.

Vamos a ver: esa estatua lleva setenta años en La Isla. En la Plaza del Rey. Como cuenta la hija del General:

…En 1928 se constituyó la primera comisión pro-monumento por suscripción popular para ubicarlo en una plaza pública isleña. La prensa local fue publicando a lo largo de ese año y el siguiente, las numerosas identidades y cantidades aportadas. Sin embargo el propio Varela dejaría muy claro por escrito que agradecía la iniciativa pero que solicitaba el cese de tal proyecto, ya que sólo había cumplido con su deber…

Ha visto pasear enamorados. Jugar a nuestros niños. Tomar los aperitivos de los domingos a las familias… Ha presidido importantes eventos ciudadanos, empezando por la coronación de nuestra Virgen del Carmen, las proclamaciones de las salineras, conciertos de música, celebraciones de triunfos deportivos del C. D. San fernando y de la selección española (en este caso, abusando un poco de la paciencia del General al subirse algunos hinchas a su caballo…). Incluso ha presenciado hasta mítines políticos… ¡Que ya eso sí que es tener paciencia, tanto Varela como su caballo!

Para más abundar, ha sido testigo de manifestaciones ciudadanas ejemplares (y algunas no tanto). Y sobre todo, creo que de lo más importante que ha presenciado nuestro bi-laureado son algunas de las concentraciones y marchas por la vida que se han ido desarrollando en San Fernando, donde los ciudadanos hemos reclamado y reivindicado el derecho a vivir de todos.

Aún así, todo esto no llega a mi recuerdo preferido junto a Varela. Allí, en una noche espléndida de verano, bajo la complacida mirada del militar y su inseparable corcel, conocí a la que sería mi mujer… Pero esa es otra historia…

El hecho es que a pesar de todo ello, la quieren quitar. Pero quizás ésta no sean razones de suficiente peso… Es que esa estatua no es afectada por esa Ley zapateril. No es Varela un símbolo franquista. No lo es. Es un símbolo militar. Y ciudadano. E hijo predilecto de La Isla.

Varela era un genio en su materia: el arte de la milicia. Héroe de África, con dos Cruces laureadas de S. Hermenegildo… Eso como si en San Fernando hubiera un vecino que hubiera ganado dos veces ¡dos! el Premio Nacional de Literatura o algo así.

Y además luchó con valor (dos laureadas de San Fernando) contra el yihadismo rifeño en la Guerra de África. Amenaza (el yihadismo) que vuelve hoy día.

Es cierto que participó en la Guerra Civil. Como todos los militares. En uno u otro bando. Y esto creo que debiera ser indiferente si no fuéramos disléxicos históricos… Pero como sí lo somos, y además sectarios  e incultos… Pues hala, a quitar monumentos.

Y Varela era un buen ciudadano isleño. Ayudó a La Isla. Se comprometió con ella en unos años muy difíciles. Era Hijo Predilecto desde mucho antes de la Guerra Civil. Conocido y aclamado. Todos le respetaban y admiraban. Y esto sería decisivo para mantener la estatua en un sitio público de la ciudad y no catalogarla siquiera dentro de la Ley de la mal llamada Memoria histórica.

Esa Ley perversa divide a los españoles, que ya habíamos cerrado heridas y restañado grietas de separación. Que estábamos orgullosos de la Transición democrática que hicimos. Y que habíamos dejado atrás diferencias y resentimientos.

Pues no, ahora vienen Cavadistas, podemistas y canistas, y deciden abrir de nuevo en la pacífica Isla de León, la caja de los truenos, recordando heridas, sembrando sal, creando “mal rollo”, que se diría…

Yo no entro en si es conveniente o no modificar profundamente la Plaza del Rey, convirtiéndola en plana-planísima, expuesta al sol y al levante. No entro. Para gustos, los colores.

Y digo más. Hasta me gusta (Cavada, no te entusiasmes) una plaza-foro público (¿no puede ser con Varela en una esquina, al estilo de la estatua también ecuestre de Pizarro, en la plaza mayor de Trujillo?). Aunque, como digo, en el proyecto de plaza real, atención al sol, al levantito y a la caló… Que no se si los socia-listos han tenido en cuenta.

Pero una cosa es reformar la plaza, y otra eliminar a Varela de La Isla, con su caballo y todo, y hasta con la muchacha de abajo que qué culpa tendrá la pobre, y con palomas y todo (esas sí, esas se pueden quitar, alcaldesa). Eso sería ir contra la voluntad de nuestros padres y abuelos. Contra el querer y la historia de un pueblo, que no se mide solo por un referéndum o una “asamblea ciudadana” (¿porqué no la hacemos ahora?). Que pervive en los siglos y se expresa con el corazón.

Pues yo me mojo. Y propongo algo:

Si se tiene que llevar a cabo el proyecto de Plaza-plana-planísima (que sí, que ha ganado el PSOE con ese proyecto en su programa, que lo puede coherente y legalmente llevar a cabo…), pues que se traslade el monumento. O al menos la estatua sin “peana”. Como técnicamente sea mejor (aunque el monumento es un todo artístico, y de gran valor, que esa es otra…), a La Glorieta, reemplazando a ese artefacto peligrosísimo para los niños que es la máquina de tren oxidada, que ocupa el centro de La Glorieta.

Así estaría a las puertas de la Población de S. Carlos, en un sitio de “transición” (aunque pertenezca ahora a la ciudad, fue terreno militar anteriormente), donde Varela empezaría (en la Infantería), su carrera militar. Y se respetaría así el fin del monumento (estar en un sitio público isleño), y el programa electoral socialista.

Esto, lo reconozco, es difícil de llevar a cabo una vez que Cavada se ha echado en brazos del extremismo podemita. Junto a ciudadanos. Pero creo que es la única salida digna, congruente, equitativa, para éste problema que nos divide a los isleños.

También podría ponerse (ya estoy dando muchas ideas gratis a los responsables municipales, ¿eh?), en la nueva rotonda de entrada al paseo de Joly Velasco. Más cerca aún de la población militar, en su comienzo.

Incluso si esto fuera mucho ceder para nuestra Cavada socia-lista, que lo deje a las puertas del Tercio de Armada y ésta lo coloque en los jardines que se encuentran delante de su dieciochesca fachada. Junto a otra reliquia local: la puerta del antiguo hospital de San Carlos.

Y sobre todo, que quede muy claro lo que nos costará a los isleños ese capricho podemita-socialista.

Todo menos destruir una obra de arte. Y me refiero no solo a la cincelada en bronce, sino a la construida a base de sincera reconciliación, auténtico perdón mutuo, voluntad de encuentro, verdaderos deseos de paz, denodado esfuerzo de caminar juntos y por mantener un sólido equilibrio humano. Y una armonía en nuestras relaciones. Todo un arte. Lo contrario a la dislexia histórica

Sí. Equilibrio. Paz. Armonía. ¡Arte! Apunta, alcaldesa, que eres pianista. Y socialista.

@petrusquinta

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s