VUELVE EL PUEBLO DE LA VIDA: RESISTENCIA Y ALEGRÍA

IMG_6505ALEGRÍA es la palabra. Una alegría que viene del deber cumplido, de la misión realizada.

Una alegría que nadie nos puede quitar. La de haber acompañado a tantos niños no nacidos muertos en el seno materno. Trescientos al día. Los de este domingo, al menos, no los hemos dejado solos.

Y resistencia. Resistencia ante la cultura de la muerte que hoy llena todo: la política y la cultura. Las leyes y los tribunales. La escuela y la sanidad.

Y es que han sido miles los ciudadanos activos los que han salido en toda España a gritar a favor de la vida. Los que han estado a favor del más débil de nuestra sociedad: el niño todavía no nacido y la madre en riesgo.

Y esto ha ocurrido con dos condicionantes. Decisivos. Fundamentales:

Primero: el abandono por este gobierno de sus principios a favor de la vida. La gran traición de Mariano Rajoy, como hemos denunciado tantas veces en este blog, por causas meramente electoralistas. Aduciendo razones estúpidas cuando no infames: que para qué “se iba a aprobar algo que luego otro lo derogaría”. Recordémoslo. Había que “buscar un consenso”, para que esos trescientos niños no murieran diariamente.

Y esta actitud ha desilusionado, desmotivado, desencantado, acobardado, atenazado, a muchos tradicionales votantes del PP. Y que a pesar de todo, “lo seguirán votando...”, como hoy me ha dicho un cura provida donde los haya… “miedicas de misa de 12“. La expresión no es mía. Y me excuso por ella. Es de un sacerdote que se juega la vida desde su púlpito a diario, defendiendo los valores de la vida, la familia y la tradición. Y no en las condiciones más fáciles, sino en Cataluña precisamente. Algunos incondicionales que aún me leen saben de quien hablo…

Contábamos con ello. Y hemos salido. Y hemos vencido el miedo. Bendito sea Dios. Hemos roto el olvido al que el poder público establecido ha querido reducir al aborto. Consagrando el derecho a matar.

Este supuesto derecho ha tenido un ideólogo: Zapatero. Una ejecutora: Bibiana Aído. Y un Sumo Sacerdote que lo ha consagrado por tiempo indefinido: Mariano Rajoy. El Gran Neoabortista de la Moncloa. El hombre que más poder acumuló en la España democrática. Y el mismo que traicionó a su propio electorado, al propio pueblo que lo encumbró. Que tiró sus principios -si es que alguna vez los tuvo- a la basura. Y que repudió a las bases de su propio partido que tanta fe habían puesto en él.

Y todo “por un plato de lentejas”, como recordaba el obispo Reig Plá.

Y un segundo condicionante: las trabas, persecuciones, impedimentos y dificultades, cuando no el boicot al más puro estilo izquierdista, de las marchas por la vida en distintos sitios de la geografía.

Pero en dos, fundamentalmente:

Carmena en Madrid, el más conocido, que jugó con los permisos municipales, y a última hora, tras miles de firmas recogidas por internet en dos días, cedió.

Y Patricia Cavada en San Fernando, Cádiz. Que después de denegar la Expovida en los espacios expositivos municipales –ni ahora ni nunca, ni en el Centro de Congresos ni en ningún otro sitio-, como dijo su Teniente de alcaldesa Conrado Rodríguez a los provida, les hurtó a éstos tanto la posibilidad de un escenario, así como el poste de la conexión eléctrica. Y también les hurtó a todos los niños que lo hubieran disfrutado, la instalación de un hinchable en la plaza de la Iglesia Mayor isleña.

Y esto lo hizo casi con premeditación y alevosía: pocas horas antes de comenzar el acto.

Pero la vida en San Fernando se abre paso a pesar de esta gran amiga de la vida y de la libertad, que ayer precisamente clamaba por el “derecho a la vida” de los franceses asesinados en París, pero que incoherentemente olvidaba el derecho a vivir de esos trescientos niños españoles muertos a diario.

Centenares llenaron la plaza. Como muchas plazas de España. Llenando de color y de alegría las reivindicaciones justas.

Como dice Gádor Joya: un día el aborto será abolido. Como la esclavitud lo fue antaño. No sabemos si lo veremos nosotros o nuestros hijos. Pero la esperanza es cierta.

 El pueblo de la vida resiste.

@petrusquinta

 

 

Anuncios

2 comentarios en “VUELVE EL PUEBLO DE LA VIDA: RESISTENCIA Y ALEGRÍA

  1. En Málaga el ayuntamiento también hizo de las suyas, de un modo menos descarado, lavándose las manos, pues, aunque no prohibió la “Caravana por la Vida” ni la concentración en sí con la que dicha caravana iba a concluir en el Puerto de Málaga, le pasó “la patata caliente” a la Gerencia del Muelle Uno que controla el “centro comercial” ubicado en suelo público y que, por lo tanto, no tiene autoridad -entendemos- para prohibir una concentración pacífica.
    De sobra sabe “el ayuntamiento” que en ninguna de las concentraciones de este tipo que ha habido hasta la fecha jamás se ha producido ningún altercado. Pero era más fácil que tanto el ayuntamiento como la Delegación del Gobierno, así como la Autorudad Portuaria, en vez de facilitar las cosas, nos las complicaran diciéndonos que simplemente hacia falta la autorización del “Muelle Uno”, sin citar ninguna normativa que así lo exigiese. Solicitada dicha autorización, la Gerencia del centro comercial se limitó a comunicarnos que “NO COLABORARÍA con nosotros”, pero no lo prohibió expresamente (entendemos que, precisamente, porque no puede hacerlo).

    Finalmente, el equipo de voluntariaos que junto con la Delegada de DAV en Málaga (Ana De la Haza) se estuvo ocupando de organizar la “Caravana por la Vida”, decidió que seguiría adelante con el plan inicial pero sin instalar tarima ni equipo de sonido, para no molestar demasiado y no provocar ningún tipo de problema añadido a los que ya de por sí cuesta movilizar a familias que alteran sus planes del domingo por defender una causa justa en la que creen, pero que, lamentablemente, moviliza a muy poca gente (para todos los que deberíamos ser), entre otras cosas, porque muchos ya están totalmente desilusionados vista la actuación del Gobierno durante esta legislatura y piensan que, si no ha habido ningún cambio cuando era posible, poco se puede hacer ya. Sin embargo, a un guardia de seguridad del “Muelle Uno” le debió parecer los que allí nos concentramos -en su mayoría niños- con nuestra colorida vestimenta y con banderitas y globos adornados con nuestro querido “corazón sonriente”, éramos demasiado peligrosos o molestos como para poder estar allí y, no te digo, para utilizar un megáfono (tan solo unos minutos) con el fin de defender la vida de los más indefensos.
    Mientras tanto, ningún policía (que sí habían acompañado a la caravana de coches con muy digentemente) ni local no de los del Puerto, apreció por allí, ni para pedirnos que nos fuésemos ni para protegernos ante la posible agresión algún abortista exaltado (aunque realmente no suelen aparecer cuando el “rival” supera la decena…). El caso es que dicho vigilante se dirigió a nosotros con actitud amenazante diciéndonos que no ser nos ocurriera ultilizar el megáfono… Y la policía portuaria seguía sin aparecer…

    En definitiva, como decías, no sabemos si lo llegaremos a ver nosotros o nuestros hijos, pero, a pesar de todo, el “pueblo de la vida resiste” (mientras tenga “voz” para expresarse).

    Un fuerte abrazo a todos los que siguen en esta lucha.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s