DISCERNIMIENTO DE VERDAD. Sobre un artículo del profesor Contreras.

Profesor F. Contreras: Hegemonía de la izquierda y mentira antifranquista. Reflexiones sobre un libro de Hermann Tertsch y otro de Pío Moa.

20140915_053558000_iOSTengo el honor de poner aquí, para los incorrectos mosqueteros que aún leen este mi incorrecto blog, el magnífico artículo, clarividente, luminoso y pedagógico, de mi admirado Francisco Contreras, sobre la crítica situación política actual, a la luz de la historia reciente.

El mismo ha sido publicado en Contando Estrelas, blog de sobra conocido por los incondicionales que me están leyendo. En la publicación de Elentir, se hace una breve reseña del profesor Contreras, uno de los mejores autores liberales, de derecha, en lengua española

Contreras, catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevilla y uno de los intelectuales más relevantes del panorama intelectual español del momento. Premio, entre otros, Hazteoír en 2014. Sus intervenciones en congresos y simposiums no dejan impasible a ninguno.

De una claridad de ideas meridiana, nuestro profesor es uno de los escritores con el que “lo políticamente correcto” de nuestro país, se topa como principal inconveniente en sus imposiciones ideológicas.

Es autor de varios libros de análisis político-folosófico, entre los que destaco su Nueva Izquierda y Cristianismo, libro de cabecera para todos los que quieran mantenerse en la batalla por las ideas.

Batalla que está perdiendo la derecha -o que quizás la ha perdido hace tiempo-, debido a su buenismo estructural y a su complejo innato, acusada falsamente por la izquierda de heredera del franquismo, y por tanto demonizada hasta el ostracismo intelectual, sin encontrar manera de sacudirse esa rémora.

Recomiendo vivamente la lectura del artículo, pues hace una extensa y profunda reseña de dos libros magníficos. Aclaratorios. Didácticos. Sobre la crisis que vivimos en España. Crisis política y crisis ética sobre todo: Días de Ira, de Herman Tertsht, y Los Mitos del Franquismo, de Pío Moa.

Y crisis que tiene su origen en la historia reciente de atropellos ideológicos de esa izquierda que hoy se yergue en España y otros países europeos, como Grecia.

La gran cuestión es -dice Contreras- ¿por qué tienen éxito la deriva radical de Zapatero, y después el 15-M, y después Podemos?… ¿Cómo consigue la izquierda vencer en todas y cada una de las batallas culturales? 

Y esto, tanto en las batallas socio-económicas como en las morales…

Es una batalla perdida. Afirma:

La derecha ha renunciado a la batalla de las ideas desde la Transición. La derecha española de los últimos cuarenta años está implícitamente convencida de la superioridad moral de la izquierda, o en todo caso de su imbatibilidad cultural.

Y esto lo comprobamos por el afianzamiento de las ideas zapateriles durante el gobierno de ROjoy: aborto, matrimonio homosexual, memoria histórica, divorcio exprés, educación para la ciudadanía, deriva separatista, claudicación ante ETA y sus marcas, y un sinfín de actuaciones marcadas por otros intereses que no son los del electorado conservador español.

Y que, añado, marcarán la caída del fiel sucesor de Zapatero en el Gobierno: el Sr. Rajoy, rajado vilmente de sus orígenes ideológicos, teóricamente provenientes del humanismo cristiano (consolidación del derecho a abortar y del gay-monio, por ejemplo), del liberalismo económico (subida de impuestos e insuficiente reducción del gasto público, por ejemplo), y del patriotismo español (impasibilidad ante la toma de las instituciones por ETA y ante el proceso separatista catalán, por ejemplo).

Pero este maricomplejazo de nuestro Presidente no nace y acaba con él. No. Nuestro profesor de cabecera concluye de forma clara:

La España democrática lleva cuatro décadas envenenada por la mentira antifranquista.

Una mentira bien gestionada por la izquierda, tanto anarquista como comunista o socialista, y ahora podemista, para mantener a la derecha en el ridículo continuo, convertirla en una derecha vergonzante, inexistente en el panorama político, y construir un auténtico cordón sanitario, del que solo se sale purificándose de todo “virus” que huela a “franquismo”, despojándose de toda “reminiscencia” conservadora, especialmente en lo que a la moral se refiere.

La “gran mentira antifranquista” es, según Tertsch, el factor que explicaría el sesgo izquierdista de la sociedad española en las últimas décadas…

Estos libros que presenta Francisco Contreras en su artículo nos hacen un magnífico análisis histórico de las causas de todos estos males que aquejan a la derecha española y por tanto a toda España en su conjunto.

Una vez admitida la gran mentira antifranquista (a saber: la guerra civil como golpe de Estado fascista contra una impecable democracia liberal, y el franquismo como una larga noche totalitaria y genocida), quedaba abierta la veda para la falsificación histórica…

En eso se basan las mentiras gestionadas -desde hace décadas- por la izquierda. De ahí la importancia de la Ley de Memoria Histórica, propiciada por el zapaterismo, llevada a cabo por sus tentáculos sociales (asociaciones izquierdistas varias) y asumida y consolidada por el gobierno centro-izquierdista actual.

Probablemente sea Pío Moa quien se ha distinguido más en las últimas dos décadas en la denuncia de “la gran mentira”,

pues ha escrito varios libros sobre el tema, denunciando las falsificaciones históricas urdidas por esos pseudo-intelectuales de la rojería. Es de reseñar que Pío Moa proviene de la izquierda más radical, militante del Grapo, encarcelado, y “converso” al pensamiento conservador. Sabe de qué habla.

Contreras hace un análisis profundo del libro definitivo de Pío Moa, Los mitos del Franquismo. Y dejo a los lectores que se recreen en el artículo, pues es un repaso a toda una época en la que tienen sus raíces nuestra democracia, y los lastres de la misma. Discernir bien esta época, es fundamental para sacudirnos esos lastres propiciados por la izquierda.

Y termina su artículo con un pensamiento concluyente:

“España va bien”: a eso terminó reducido el discurso de los tecnócratas de Franco hacia 1965; y a eso sigue reducido el discurso de los tecnócratas de Rajoy en 2015.

Pero las ideas importan. El vacío ideológico del tardofranquismo fue ocupado sin dificultad por la izquierda…

Éste es el análisis que tenemos que hacer, antes que nada, para desocupar a la izquierda de la hegemonía cultural española.

Chapó, profesor, aunque sus incondicionales estamos acostumbrados…

@petrusquinta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s