PRIMERA TRILOGÍA DEL CÍRCULO, 3. “Deconstruyendo” el Círculo.

Terminamos esta primera trilogía sobre el Círculo podemita con el último artículo de los que publiqué hace un año en el boletín “Nuestra Parroquia”.

Algunos, constato, se conforman con menospreciar, “guasear”, descalificar o minusvalorar haciendo chistes veraniegos del fenómeno “Podemos”. Yo creo que hay que contrastar opiniones y vencerles en el terreno de las ideas. Pues las nuestras son superiores. La ideas de derecha vencen por valores, resultados y superioridad moral. Podemos

Precisamente en estos días tengo experiencia de haber debatido (…un decir), en las redes sociales, con Podemos. También con algún pepero recalcitrante, del que ya contaré. Con poco resultado: bastantes descalificaciones y pocos razonamientos por su parte.

Se trata en este artículo de vislumbrar “soluciones” a esta progresiva podemización de España. “Deconstruir” ese círculo infernal al que nos quieren avocar. De forma deliberada los impulsores y ´grandes sacerdotes´ de esa religión chavista-revolucionaria. Y también nos quieren avocar de forma inconsciente -o quizás no- los “tontos útiles” (valga la expresión común, que nadie se me enfade), los peperos-rajoyanos (también expresiones mediáticas) que aún saborean las mieses -cada vez menos, y ¿por cuánto tiempo?- del poder político.

Y se trata de proponer esas soluciones desde el punto de vista cristiano. Desde la mirada de la fe. La única que salvará al mundo.

Habíamos estado hablando en los dos artículos anteriores sobre la filosofía que inspira este fenómeno de Podemos, y también sobre su estrategia. Veíamos que podíamos llamarla “religión laica y global”. Y que detrás de este Podemos hay un sustrato social que ya era proclive a sus ideas. Que caminábamos hacia una Podemización de España, de la sociedad, de las personas. Y que toda radicalización conlleva una ideologización, toda ideologización conlleva un adoctrinamiento, todo adoctrinamiento conlleva frecuentemente una idolatría, y toda idolatría es demoníaca. Por tanto, nos enfrentamos a una religión laica, terrestre, sin Dios. Una neo-religión puesta por el demonio.

Ya la misma idea de círculo viene de  una cosmovisión del mundo basada en las ideas gnósticas y de la New Age, se trata de “vivir según ese orden de la naturaleza, tomar la forma, el molde de la creación, toda la creación está manifestada en círculos, desde el átomo, partículas, sistemas, galaxias; el tiempo y el espacio también son circulares…”

Esta idea de círculo ha penetrado mucho en Latinoamérica, de donde también toma Podemos muchas cosas más, incluso, según parece, suculentos ingresos monetarios, a través de una Fundación de la Complutense, en la que participa “El Líder” (más conocido por su melena recogida en la parte posterior de su cabeza, dícese coleta).

Ahora todo empieza a encajar: ideas gnósticas, Latinoamérica, financiación… Blanco y en botella ¿no? No abundaré más sobre esto… Como tampoco lo haré sobre la vinculación con Izquierda Unida, la Junta de Andalucía, y la empresa de este líder, vinculación estrecha, y que ha salido a relucir recientemente… Eso queda a los periodistas (y a jueces y fiscales).

A nosotros nos compete una respuesta como  cristianos: rezar, formarnos de verdad en la doctrina social de la Iglesia, activismo cristiano, apoyar las iniciativas que impulsan una Contrarrevolución cristiana:  iniciativas sobre la familia, el matrimonio entre hombre y mujer, la vida desde su inicio hasta la muerte natural, la libertad de educación, la libertad religiosa ante el laicismo, y la justa distribución de los bienes. O sea, los principios no negociables de los que hablaba Benedicto XVI.

Insistir en ellos una y otra vez. Mirar al Corazón de Cristo, que quiere reinar en la tierra y en cada persona. Dar la vida, como la están dando tantos, por la evangelización del mundo.

Nos jugamos mucho. O el mundo acepta a Cristo. O rechaza al mismo hombre… Engulléndolo en un círculo sin fin.

Si. ¡Se puede! No es inevitable. La solución de los problemas del ser humano y de la sociedad no está mirando en círculo. ¡Está mirando hacia arriba!

Esa mirada hacia arriba es la que quizás hemos perdido todos.

Prometo que habrá más. Pues el círculo no ha acabado aquí.

@Petrusquinta

Anuncios

Un comentario en “PRIMERA TRILOGÍA DEL CÍRCULO, 3. “Deconstruyendo” el Círculo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s