PRIMERA TRILOGÍA DEL CÍRCULO, 1. La filosofía “podemita”

Imagen1Recupero en este comienzo de verano una serie de tres artículos míos que vieron la luz originariamente en el boletín “Nuestra Parroquia”, de San Fernando -Cádiz-, hace justamente un año, cuando ´Podemos´ comenzaba su andadura.

Hoy creo que siguen teniendo actualidad, debido a que las peores previsiones están tomando forma: ´Podemos´ ha llegado a ´poder´. Y lo ha hecho no por “méritos” propios, sino por deméritos -si no enormes claudicaciones- de los que debieran liderar la regeneración moral de España, los que tenían la más grande cuota de poder vista en nuestra democracia: el Partido Popular, que también -y por cierto- se ha “encerrado” en un círculo en su nuevo logo. Pero eso será otra historia…

Paso por tanto a transcribir, con permiso de los incondicionales que aún me leen, el primero de estos tres artículos, este pequeño análisis que hice, como digo, hace un año, del “fenómeno Podemos”

¿Qué hay detrás de Podemos? No pretendo analizar aquí exhaustivamente este nuevo movimiento político que amenaza con quedarse, más o menos tiempo. El tiempo que le permitan las inteligencias de sus votantes.

Tampoco pretendo investigar al líder melenudo que encandila a las masas con su dialéctica, y tiene tantos contactos, al parecer, en las dictaduras socialistas americanas, y que se lleva tan bien con el mundillo abertxale. Ni tampoco sus propuestas económicas populistas. Ya hablan de ello los especialistas y dicen que, aplicando una sola de sus medidas (sí, una sola), provocaría el hundimiento económico de España, con todo lo que esto llevaría consigo (paro, pobreza extrema, intervención total extranjera, ruptura social… ¡y mandar a España a una situación africana!). No, ni a sus demandas de impago de la deuda, de expropiar pisos y empresas (legalizando la okupación…),  de permitir la inmigración libre, salirnos de la OTAN, o dar un sueldo a cada ciudadano. Tampoco en su justificación del terrorismo. No. Aún así, no haré ese análisis, aunque la doctrina de la Iglesia tiene, por supuesto, algo que decir…

Ni siquiera tampoco entraré en la liberalización del aborto que propugnan, la eliminación de la enseñanza de iniciativa social, etc. Solo diré que esto tiene una explicación: la filosofía, la ideología, el sofisma del CÍRCULO.

La concepción de la vida del ´podemos nosotros solos´. Del ´podemos ser dioses´, controlar nuestra propia vida. ´Podemos vivir centrados solo en nosotros´. Fuera Dios. Fuera Iglesia. Es la idea del superhombre de Nietzche. La clave de los fascismos y los socialismos de antaño. Fracasados en lo económico, quieren resurgir en lo ideológico. Hacer no ya una revolución económica o política, sino cultural, ontológica. Formar al hombre nuevo, basado en una especie de religión laica y global. No me diréis que Pablo Iglesias no tiene pinta, hasta en el nombre, de un apóstol superestar y laico…

Y traigo a colación aquí los falsos sistemas de armonización natural que utilizan una energía vital universal, hasta para pretender tratar desequilibrios físicos, mentales y emocionales… Creer en la existencia de una energía mística, no mensurable… Los incondicionales que aún me leen quizás sepan del peligro de todo esto… Y de la cantidad de gente que sucumbe hoy a ello.

A todo esto ha respondido siempre la Iglesia con la Verdad de Jesucristo. Desde tiempos apostólicos, combatiendo el gnosticismo (herejía antigua que proclama la salvación mediante el conocimiento introspectivo de lo divino), hasta hoy día (New Age etc., formas nuevas de gnosis).

Y yo para mi que este movimiento socio-político-económico-filosófico tiene mucho de todo esto…

Solo añadir aquí que durante este año ´Podemos´ se ha templado mucho en sus alocadas propuestas, aunque sigue siendo un auténtico peligro público para los estamentos que gobiernan.

Y que también su filosofía sigue ahí: he tenido evidencias del recurso a estas filosofías, a estos falsos sistemas de armonización natural, como el Reiki y el yoga, por parte incluso de sacerdotes católicos, involucrando a incautas devotas. Parece que, como advertía el beato Pablo VI, “cierto olor a azufre se ha colado en la Iglesia”. Y ahí lo dejo.

@Petrusquinta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s