ESTÁ ENFERMA Y CONDENADA A MUERTE, pero no se llama Excalibur. (Yo Soy Nazareno,19)

No, no se llama Excalibur, y quizá ese sea su error. Pues si se llamara así, una multitud de peticiones caerían sobre sus verdugos de forma que sería imposible “sacrificarla”.

Se llama Asia, nuestra Asia Bibi. Y los incondicionales que aún me leen saben bien de ella. Es la cristiana paquistaní condenada a muerte por “blasfemia”.

Elentir en Contando Estrelas, nuestro blog de cabecera, lo ha publicado esta semana. Ha sido noticia en algunos medios. Por desgracia, no en muchos. Está bastante enferma. Se consume en una cárcel tercermundista, hedionda, húmeda, fría, oscura... Enterrada viva, como ella misma dice.

CarátulaPeliculaAsiaBibiLa noticia de su enfermedad me ha dejado herido. Amo esta causa. Amo a esta familia. Son un testimonio vivo para mí. He escrito sobre ella. He rezado por ella.

No puedo dormir tranquilo si ella está muriendo en vida. ¿Qué puedo hacer? ¿a quién gritar? ¿con quién hablar?

Justo el día que me encuentro con esta amarga noticia, me salen al paso otras dos que me consuelan algo: Pakistán estudia eliminar la ley antiblasfemia, por la que fue condenada nuestra Asia, y recibo en el buzón el DVD con el largometraje “Libertad para Asia Bibi”, producido por Más Libres y Citizen Go, del que hablaré otro día, pues lo merece sobradamente.

De momento, solo pondré aquí íntegramente el artículo que publica Elentir, recogiendo la noticia de Más Libres, donde se dan detalles de la enfermedad de Asia. No tiene desperdicio. Porque enfoca el tema a lo que realmente es llamativo: EL SILENCIO MEDIÁTICO.

Te ruego que lo leas… Y ACTÚES. Su vida está en tus manos y en las mías. No cuenta con nadie más. Los grandes medios de comunicación no les interesa las muertes de cristianos por millares. Lo silencian. No “venden”.

“Se encuentra tan débil que apenas puede andar”

La mujer de la foto es una madre de una modesta familia y se llama Asia Bibi. Ayer a mediodía MasLibres.org alertó de que está “muy enferma”, y “se encuentra tan débil que apenas puede andar”, según ha detallado su familia a esa asociación en defensa de la libertad religiosa. Los problemas intestinales que venía sufriendo Asia Bibi desde hace meses han degenerado en “hemorragias intestinales”. Su familia explica así su estado: “Cuando tiene vómitos también aparecen restos de sangre, tiene dificultades para alimentarse de forma adecuada, al tiempo que padece dolores constantes en la caja torácica. Por todo ello, es necesario que Asia Bibi se someta cuanto antes a un chequeo médico completo, con análisis de sangre incluidos”.

El clérigo islámico que testificó contra ella reconoce que no fue testigo

En una cárcel de cualquier país civilizado, Asia Bibi ya habría sido atendida por un médico y estaría hospitalizada. Pero Pakistán es un país que permite encarcelar a cualquier cristiano bajo falsas acusaciones de blasfemia contra el Islam. En este vídeo, difundido hace una semana porCitizenGO, vemos al clérigo islámico que acusó a Asia Bibi reconociendo que él no la vio pronunciar la blasfemia de la que él fue testigo de cargo para condenar a Asia a muerte:

Con una evidencia como ésta, Asia Bibi ya debería estar en libertad, y su acusador ya tendría que haber sido detenido por sendos delitos de denuncia falsa y perjurio.

Casi unánime silencio mediático sobre la dramática noticia

Como ya he señalado, ayer MasLibres.org alertó del estado de Asia Bibi con una nota de prensa publicada a las 14:15 en la web de HazteOir.org. A diferencia del enorme escándalo mediático provocado hace unos meses por el sacrificio -que algunos tacharon de “ejecución”- del perro Excálibur, sólo dos medios en español, las webs católicas Infovaticana y ACI Prensa, se han hecho eco de la noticia. Sólo dos. Resulta increíble, pero en esta sociedad en la que se están registrando cada vez más brotes de un odio enfermizo contra los cristianos, a muchos les conmueve la suerte de un perro, pero les importa muy poco la vida de una madre cristiana. Si esto te parece tan anormal como a mí, si te importa de verdad la vida de esa mujer y deseas hacer algo por liberarla, firma esta petición dirigida a la Corte Suprema de Pakistán:

Pulsa aquí para firmar la petición: ¡LIBERTAD PARA ASIA BIBI!

@petrusquinta

Anuncios

2 comentarios en “ESTÁ ENFERMA Y CONDENADA A MUERTE, pero no se llama Excalibur. (Yo Soy Nazareno,19)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s