¡SON VALIENTES! El Triunfo de la Fe. (Yo soy nazareno, 14).

Dice la Escritura… ESFORZAOS Y SED VALIENTES (Dt.31,6). Y también dice: “seréis odiados de todos por causa de mi nombre, pero el que persevere hasta el fin se salvará”.Mt.10,22

Un genocidio está en marcha… Y estos son los mártires, los valientes testigos, los que han lavado sus túnicas en la sangre del cordero…

Han estado dando su experiencia en Madrid, en el magnífico congreso sobre la libertad religiosa Todos Somos Nazarenos 2015, que ha reunido este fin de semana a muchos obispos, sacerdotes, testigos de las matanzas, jóvenes, adultos, católicos o no, gente interpelada por la manifestación de fe que nos están dando estos hermanos nuestros.

IMG_2976

Es necesario leer o visionar atentamente lo que han dicho los diferentes intervinientes en el Congreso. Realmente, no tiene desperdicio. Es una explosión de fe, de esperanza, de caridad. El triunfo de la fe.

Lo mejor es analizar las intervenciones en la página del congreso, pero también, mi amigo Juan M. Belmonte ha hecho una excelente crónica en su blog, resumiendo lo mejor de ellas.

Mención aparte la de Elentir, en su blog Contando Estrelas, que asistió in situ al congreso, y ha sido uno de los que ha colaborado en su elaboración. Su primera crónica se titula “Poniéndoles cara a los cristianos perseguidos por el yihadismo“. Merece la pena.

Elentir pone de relieve, antes que nada, las palabras claras y valientes de Ignacio Arsuaga en la inauguración del viernes, manifestando la pasividad de occidente ante el genocidio, pero también la pasividad de Mariano Rajoy:

“No podemos estar orgullosos de la respuesta de Occidente. No lo estamos en absoluto de la pasividad del Gobierno español, que muchas veces se escuda en instituciones internacionales o en la reglamentación de la UE para adoptar un perfil bajo y pasivo cuando es necesario echar el resto en defensa de los derechos humanos de los cristianos perseguidos”.

Son muchos los momentos vividos en Madrid este fin de semana. Todos los que consulto coinciden en lo histórico del Congreso. El viernes, el estreno del largometraje sobre Asia Bibi. El sábado, todo él, lleno de intervenciones: emocionantes unas, clarividentes otras, y todas valientes, de defensa de los valores cristianos que perseguimos, de no echarse atrás nunca. Teniendo a Dios por recompensa en el horizontes.

17197893651_206be69674_z

Todos coincidían en la actitud pasiva y miedosa de occidente. No quieren mirar al problema. Tienen pavor… a molestar a los musulmanes, a quedar mal ante el progresismo, a que el electorado les vuelva la espalda si adoptan medidas de respuesta bélica…

“La comunidad internacional nos ha traicionado, denunciaba el Patriarca de Antioquía y del Este de SiriaYoussef III Younan: «Pedimos al mundo que no deje pasar por alto esta intolerable masacre de inocentes».

Si. Muchos los momentos vividos, con la familia de Asia Bibi, cuando la hija decía llorando: “Mi madre me ha dado un gran ejemplo, me ha educado muy bien, quiero vivir siempre como ella”. Hizo llorar a todos con ella.

Momentos vividos con los padres de Kaila Mueller, la cooperante estadounidense fallecida en Siria durante su secuestro por Estado Islámico. Mons. Angaelus, el obispo general de la Iglesia Ortodoxa Copta. Monseñor Bagobiri (Nigeria), que hizo un llamamiento internacional para defenderse de Boko Haram: “Hay que parar el genocidio”. Mireille Al Farah (Siria): «Celebramos los funerales de nuestros mártires como bodas, son novios que se unen a Cristo», afincada en Barcelona sin poder regresar a su país. El arzobispo de Irak: “Los cristianos han preferido perderlo todo, pero mantener la fe“, monseñor Yousif Thomas Mirkis, arzobispo de Kirkuk. El pastor evangélico Edward Awabdeh (Siria): “No nos vamos a someter a los poderes de la oscuridad yihadista”.

16999770298_f0a8dc6b83_hTambién momentos inolvidables con el Padre Luis Montes, misionero argentino en Irak: “El Estado Islámico es satanás porque es asesino desde el principio” y sus obras muestran que “están llenos de odio”, lamenta. Joseph Fadelle, mártir musulmán por convertirse al cristianismo: “Algún día conseguirán matarme… Si muero, mi vida será para otros”, ha sostenido en su intervención.

Y no digamos el merecido reconocimiento de los premios Hazteoír la noche del sábado, y la misa ecuménica de rito siríaco como despedida, el domingo, en la iglesia de la Merced.

Si, uno tras otro, como galería de campeones, de mártires, de testigos de la fe. ¿Estamos a su altura? ¿Occidente está a su altura? ¿España lo está? ¿Lo está la Iglesia? El Papa clama día y noche por ellos, pero… ¿lo escuchamos?

¿Está a la altura la Iglesia en España? El obispo auxiliar de Madrid, Martínez Camino, acudió, siempre solícito. Y el secretario de la Conferencia Episcopal.  Elentir, de forma muy “gallega”, comentaba ayer:

Es toda una experiencia oír hablar sobre la vivencia del Cristianismo con personas que no renuncian a su fe incluso a costa de poner en riesgo sus vidas: es la más genuina forma de reivindicar tu derecho a vivir en libertad, esa libertad a la que aquí en España a menudo renunciamos por miedo al qué dirán. Unos complejos que oyendo a los cristianos perseguidos, a la vista de los sacrificios que asumen ellos, le hace darse a uno cuenta de lo cómodos que nos hemos vuelto los cristianos de Occidente. Y no me refiero sólo a los laicos, lamentablemente.

No. No se refería solo a los laicos. ¡Lamentablemente!

Me quedo lo que me dice a volapluma de mensaje, Blanca Escobar, directiva de Hazteoír: Todo ha sido una pasada. La inyección de fe y moral que supone escuchar a estos santos no se puede describir.

Yo no lo pretendo. Ser mártir es el mayor honor que puede tener un cristiano. Dar tu sangre por Cristo, uniéndola a la suya. Dicen los Santos Padres que antes de morir, los mártires ven a Cristo recibirles, el cielo abierto para ellos, como San Esteban… Un poco de ese cielo nos lo abrieron esos testigos…

Es mucho lo que este fin de semana se ha vivido. Habrá que seguir en ello. De momento, ya sabemos porqué rezar, ya sabemos por quiénes rezar. Y también sabemos a quienes rezar, porque nos escuchan desde el cielo.

Nacho, Miguel, Álvaro, Eduardo… Y un largo equipazo de profesionales, de cristianos conscientes y responsables, de hombres de la sociedad civil, dispuestos a cambiar el mundo: Gracias, porque nos lo habéis hecho ver.

Ellos son valientes. Vosotros, no menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s