UNA AURORA PÚRPURA

Es lo que siempre me ha impresionado al salir de la Vigilia Pascual que dura toda la noche: la aurora tiñendo de púrpura el cielo, el amanecer de un nuevo día, el Día de Cristo Triunfante.

Para mí, la Pascua es este maravilloso canto. Todo se resume en él. Y no quiero terminar este primer día de la Cincuentena Pascual sin escribirlo, sin lanzarlo, sin cantarlo a los cuatro vientos, porque Cristo está VIVO, y el mundo se alegra, la Creación entera exulta radiante.

“La aurora tiñe de púrpura el cielo.
Resuena en los aires el eco de las alabanzas.
El mundo triunfante se alegra, temeroso el infierno brama.

MIENTRAS EL REY, CRISTO, LIBRA A TODOS DE LA CÁRCEL TENEBROSA QUE ES LA MUERTE Y NOS CONDUCE A LA VIDA.

Una piedra sellaba su sepulcro, muchos guardias le custodiaban.

Pero Él triunfa glorioso y de la muerte se levanta.

NO MÁS LUTOS, NI LLANTOS, NI PESARES,

¡RESUCITÓ!

¡RESUCITÓ!

10420280_10152767540028341_6529789610036920405_n

Ahora mismo no se si es realmente un himno antiguo, pues solo conozco esta versión que aquí pongo, por Kiko Aqrgüello. Poco importa para el objeto de este articulito. Es un himno precioso.

El eco de las alabanzas… Cantadas durante toda la noche en la Pascua…

El mundo triunfante… El mundo restaurado por la Resurrección de Cristo…

el infierno brama… Como bestia que ha sido atada y encadenada por el Héroe vencedor.

El Rey, Cristo, libra a todos de la cárcel… Abre nuestra celda del corredor de la muerte donde nos encontrábamos. Ha pagado Él nuestra condena. Es un Rey espléndido.

Y nos conduce a la Vida... Nos conduce al Cielo como un Rey Triunfante, con su ejército, nosotros, detrás.

No más llanto, ni luto, ni pesares… ¡RESUCITÓ!… Qué final tan majestuoso, que grito tan desgarrador. No puede haber llanto ni luto hoy. No más. Porque la aurora púrpura y oro lo llena todo. El sol brillante se levanta por el horizonte para nunca más morir. La muerte ya no tiene dominio sobre él.

Estos son mis sentimientos este día de Pascua, el tercer día, las vísperas del Domingo, del Triduo Pascual. El Primero de una cincuentena que quiero sea permanente en mi vida. Vivir de Cristo Vivo. Vivir con Jesucristo Resucitado en mi. Seguir al Rey Triunfante siempre.

Feliz Pascua a los incondicionales que aún me leen.

¡¡ALELUYA!! ¡¡RESUCITÓ!!

¡¡VERDADERAMENTE HA RESUCITADO!!

@petrusquinta

Anuncios

2 comentarios en “UNA AURORA PÚRPURA

  1. ¡Feliz Pascua de Resurrección! Realmente resucitó. Sea nuestra alegría y nuestro gozo.
    Que nos llamen locos si quieren, qué más da. ¡Cristo Vive!, y Él quiere que lo anunciemos a todo el mundo. De palabra también, pero sobre todo con nuestras obras.
    Un fuerte abrazo en Cristo y María Santísima.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s