LA VIDA “SE CUELA” EN LAS COFRADÍAS (¿Procesiones apedreadas?). Mi semana de Pasión, 4.

¿Apedrearán a las procesiones de Semana Santa? Hace años lo hacían aquí en España. Hoy, sería lo “lógico”, también. Es lo que hacen también con los anti-abortistas, últimamente. En la vía pública, o delante de los abortorios, o más frecuentemente en las redes sociales…

Las hermandades son una imagen externa, una enseñanza pública y plástica, en la calle, del Misterio de la Vida, del triunfo de ésta sobre el imperio de la muerte. Lo normal sería que ese imperio, esas fuerzas del mal (las multinacionales abortistas, unidas a los partidos políticos neoabortistas, y en curiosa alianza con la chusma-podemizada-laicista-feminista-beligerante-anitacólica…), pues atacaran a las manifestaciones procesionales de la fe en Jesucristo, que denuncia a la muerte y la vence. QUE DENUNCIA EL ABORTISMO, Y LO VENCERÁ.

Sí. No nos tendríamos que extrañar… Si las Hermandades profesaran su rechazo pleno al aborto y sus secuaces, su deseo total de Aborto Cero, y si ese entente de negocio y política al servicio de la cultura de la muerte no quisiera manipular también el mundo cofrade.

miniatura candelabro Vi

Pero yo hoy me quiero fijar en un detalle que me envía mi amiga Rosa, líder provida de Linares. Algo curiosísimo (vaya por delante que no entiendo casi nada de estética cofrade), una “nimiedad” que está colocado en un candelabro de la Virgen de la Amargura, de Jaén.

ES PEQUEÑO. Muy, muy pequeñito. Unos centímetros apenas. Es una reproducción de un niño (yo los llamo niños, no fetos) de 12 semanas de gestación.

Me ha llenado de alegría este símbolo. Un detalle, el de esa Hermandad de Jaén, un gesto, un signo ante el público. Pero que dice mucho.

Cierto es que cada uno tenemos nuestro sitio y nuestro momento. Y hay personas, cristianos, en el foro público, otros en el cuidado de la liturgia, en la catequización, en las obras sociales… Pero en cuestión de defender el Derecho a vivir, hoy por hoy, TODOS los momentos son pocos. Cualquier sitio es bueno, y todas las ocasiones convienen.

Pasa lo mismo que cuando corrían los primeros siglos de cristianismo, con las persecuciones. Cuando era obligatorio profesar públicamente que el César era dios. Había que acabar con esa idolatría, y los cristianos profesaban que CRISTO era el Dios. Era un tema político y religioso al mismo tiempo, así como social: cuestión de buenos ciudadanos o de estar proscritos.

H20150308_1300321abía, en aquél tiempo, que tomar decisiones arriesgadas. Costaba la vida. Hoy, solo costará la fama, el empleo, unas humillaciones quizás. No estamos, aún, en Eurabia. Ni en una República Laicista. Todo vendrá.

De momento, parece que la vida se va “colando” en algunas hermandades con este tipo de gestos. Recuerdo, en los años del “zapaterismo” beligerante, como en algunas de ellas se puso un lazo blanco como signo provida. Solo en algunas. Y eso que por aquél entonces, el PP era provida y quería derogar el aborto…

Yo espero, sinceramente, que este grandísimo movimiento cofrade de Andalucía y de toda España, tan necesario hoy día, que llega a tanta gente por la belleza del arte y de la fe, que mueve a tantos jóvenes y mayores, y hacia el cual tantos sectores de población se acercan, haga un gesto rotundo y definitivo, a fin de derogar para siempre el genocidio de más de 300 niños al día, solo en España.

No olvidemos que tantas imágenes de la Virgen que pasean por nuestras calles, no van solas. Llevan a los niños abortados en sus brazos, como una imagen permanente de La Piedad, con su Hijo muerto en los brazos.

Ella, María Dolorosa, Sola, Desolada, recoge a cada niño de los abortorios, lo lleva en sus tiernas manos, lo lava con sus lágrimas cristalinas, lo calienta con su corazón ardiente, lo alimenta con su leche de Gracia Pura, y lo mantiene así, hasta el final de los tiempos.

IMG_2111¿Nunca lo habéis visto, mis amigos incondicionales? Fijaos bien cuando pase esta noche María en su Soledad. No está sola. Los lleva a ellos.

Y no temáis. Aún no apedrearán a las procesiones, todavía no. Los neoabortistas no se han percatado, ellos seguro que no lo ven.

@petrusquinta

Anuncios

Un comentario en “LA VIDA “SE CUELA” EN LAS COFRADÍAS (¿Procesiones apedreadas?). Mi semana de Pasión, 4.

  1. A propósito de lo que escribes, y de Sábado Santo en el que nos encontramos, te un texto muy revelador (parte de un mensaje de la Virgen al Padre Gobbi, que a continuación te enlazaré al completo).

    10 DE ABRIL 1993

    Sábado Santo
    Junto a cada sepulcro
    “Vivid Conmigo en oración, en el silencio y en la espera, junto al sepulcro, donde reposa el Cuerpo exánime de mi Hijo Jesús.
    Hijos predilectos, vivid junto a Mí en este día de mi dolor inmaculado.
    Es el día de mi nueva y espiritual maternidad.
    Es el único día que he permanecido sin mi Hijo.
    Es el primer día en que me siento llamada a hacer de Madre para vosotros, para la Iglesia y para toda la humanidad.
    Desde hoy, como Madre, estoy junto a cada sepulcro, en el que se deposita cada nuevo hijo mío.
    Estoy junto al sepulcro, donde reposan millones de niños inocentes, que jamás han nacido a la vida, porque fueron muertos en el seno de sus madres.
    Dentro del nuevo sepulcro, donde se ha sepultado el Cuerpo de mi Hijo, Yo veo reunidos a todos estos innumerables sepulcros, y copiosas lágrimas descienden del rostro de una Madre que llora a todos sus niños, muertos de manera tan inhumana y cruel.
    Estoy junto al sepulcro, donde yacen todas las víctimas del odio, de la violencia, de las guerras y que son sepultados en fosas comunes, sin siquiera un gesto de humana piedad.
    Estoy junto al sepulcro, donde reposan en el sueño de la muerte todos mis hijos pecadores, pobres, enfermos, marginados, perseguidos, oprimidos y pisoteados.
    Estoy junto al sepulcro, que recoge los despojos mortales de mis hijos sacerdotes, de los religiosos, de aquellos que han consagrado la vida al servicio de mi Hijo Jesús.
    Junto a todo sepulcro hoy quiero velar junto a vosotros, mis predilectos, en el dolor y en la oración.
    Desde este sábado santo, todos los días descienden lágrimas copiosas de mis ojos maternos y misericordiosos, para llorar sobre cada nuevo hijo mío que es conducido al sepulcro.
    Pero junto a todo sepulcro, velo sobre todo en la esperanza y en la espera.
    Desde cuando mi Hijo Jesús salió vivo y victorioso de la muerte y del infierno, Yo espero con confianza el momento en que también todos mis hijos saldrán de sus sepulcros para participar para siempre en la vida inmortal, que Jesús ha obtenido con su muerte y su resurrección.”

    http://forosdelavirgen.org/3137/mensajes-al-padre-gobbi-ano-1993/

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s