NIGERIA TAMBIÉN VALE UNA MISA. (Yo Soy Nazareno, 5)

Si París vale una Misa, Nigeria también.

Estamos ante una de esas grandes contradicciones de nuestro mundo. En París, dos millones de manifestantes, cincuenta mandatarios mundiales, todos los focos y las cámaras puestas en el epicentro mundial, la capital de la Gran República francesa. En Nigeria, nada. Dos mil muertos. Pocos medios se hacen eco. Unas pobres fotografías.

NIGERIA-VIOLENCIA_SPANNIN101

Boko-Haram mata en Nigeria. Secuestra. Viola. Hace esclavas de niñas. ISIS degüella a los cristianos en Irak. Secuestra. Bombardea. Siembra el terror.

Un auténtico genocidio. Muerte y desolación. En África. En Oriente Medio.

Leemos en Hazteoír:

Mientras el mundo miraba a París y se solidarizaba con la tragedia, el grupo islamista Boko Haram provocaba una nueva desgracia en Nigeria. Exterminaron literalmente una población, entre 2000 y 3000 personas, la mayoría niños y ancianos que no pudieron huir. “Entraron con  armas automáticas y lanzagranadas”, relatan los pocos supervivientes.

Por si fuera poco, el pasado fin de semana (10-11) utilizaron a niñas de 10 años como activistas “suicidas”. ¡Un horror! En el ataque del sábado murieron 19 personas y otros 10 el domingo. Un verdadero genocidio cristiano.

Todo esto se suma al secuestro de 200 niñas el pasado año, los 15.000 asesinatos, los 135.000 huídos a Níger, Camerún y Chad y los 850.000 desplazados internos.

El presidente de la Conferencia Episcopal nigeriana, Mons. Ignacio Ayan Kaigama pide una manifestación de solidaridad como la producida por los atentados de Paris. “No a la violencia frente a las divisiones políticas, étnicas y religiosas”. También el Papa Francisco ha denunciado los atentados desde Sri Lanka:

“Por el bien de la paz, nunca se debe permitir que las creencias religiosas sean utilizadas para justificar la violencia y la guerra”

Por si fuera poco, Boko Haram –aliado del Estado islámico-  pretendió tomar la base militar del lago Chad en la frontera con Níger, Chad y Camerún. No lo lograron y causaron 143 bajas, pero el problema se internacionaliza.

El ejército nigeriano ha solicitado ayuda internacional. Desde la oficina de Derechos Humanos de Ginebra se han enviado solidaridad y el secretario general de NNUU, Ban Ki moon, ha señalado que la ONU está dispuesta a intervenir. ¿A qué espera?, ¿cuántos muertos más necesitan para intervenir?, ¿a nadie le importa porque los muertos son negros?, ¿quizás porque la mayoría son cristianos?

Preguntas sin respuestas. La respuesta, quizás, es: que nos hemos acostumbrado a que las víctimas del Tercer Mundo no cuenten. Que no sean ya noticia. Esa es la verdad. Y menos sin son cristianos.

Profunda contradicción y tragedia de nuestro tiempo. El genocidio judío dio paso a otros, que se suceden en el tiempo.

Aquí algo de lo que podemos hacer para detenerlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s