YO NO SOY CHARLIE, solo lo fui por un día. (Yo soy Nazareno, 4)

Tengo claro que la vida es un continuo ir rectificando, mejorando, aprendiendo, superándonos… Y esto es lo que voy a hacer ahora.

He escrito en estos días dos artículos sobre la tragedia de París: el primero fue TODOS SOMOS CHARLIE HEBDO, y un segundo que se llama ¿¿TODOS SOMOS CHARLIE HEBDO?? 

Allí expresaba afirmaciones que creo ciertas como que han matado a 14 periodistas por opinar libremente, y que hoy todos debemos ser esos periodistas… que ejercían su libertad en un mundo libre. Y también que el hachazo ha sido a toda nuestra civilización, a nuestros valores.

Pero hoy tengo que precisarlas mucho. Tengo en parte que retractarme.

descarga

Cierto es que después escribía en el segundo artículo, ya planteándome mucho el tema, que la revista es muy irrespetuosa, no se si es blasfema, pues no he visto, hasta el momento, insultos a Dios.

Hasta ese momento era cierto. Pero he tenido ocasión de ver las viñetas referidas a a Jesús, a la Stma. Trinidad, al Papa y a la Iglesia… Y son vomitivas. No las voy a reproducir. Pongo aquí el enlace en el que las vi, por si alguien tiene estómago para verlas y comprobar lo que digo. Advierto que pueden herir la sensibilidad de una persona normal y corriente, respetuosa con la religión, no digo ya de un creyente que procura vivir la fe en Jesucristo como lo más importante de su vida…

Sigue, por tanto, siendo cierto lo que ya apuntaba en ese segundo artículo, que la libertad de expresión que ejercían no era tal, era libertinaje. Puro libertinaje, amparado en el libre albedrío dado por el Creador, sí, pero puro insulto y ataque a los creyentes.

Creo también que los insultos vertidos hacia el cristianismo en esos dibujos, son mayores que los dirigidos al Islam. Puesto que en algunos de aquellos era el mismo Dios-Trinidad el objetivo, mientras que éstos eran solo para el Profeta, Mahoma, figura altísima pero no divina en el culto musulmán. Insultos irrespetuosos, pero no al mismo nivel ciertamente. Algo que muy pocos han matizado.

Pero todo esto no quita nada a la condena más tajante y firme que se merece el atentado. No todo es lo mismo en el plano ético. No es lo mismo un trato irrespetuoso a la fe, que una injuria a lo religioso, una blasfemia (insulto directo a Dios), o un sacrilegio (maltratar las cosas santas)… ¡que un asesinato múltiple, organizado, con alevosía y prepotencia!

Toda persona es imagen de Dios. Todos tienen derecho a vivir. Solo Dios dispone del tiempo de la vida de cada uno. Nadie puede matar. Ni en el seno materno, ni en la cama de un hospital, ni en la redacción de un periódico, por muy injuriosos, blasfemos o pecadores que sean la totalidad de sus componentes o parte de ellos…

Ni tampoco, por tanto, en los pueblos de Oriente Medio donde se masacra y se extermina a los cristianos a manos del Estado Islámico, donde se degüella a hombres, mujeres y niños por el solo hecho de ser seguidores de Jesús. Y de los que casi nadie habla. Y por los que nadie se manifiesta.

Esto no lo han entendido ni los islamistas radicales y asesinos, ni los dibujantes blasfemos, salvando las distancias morales, como ya he explicado.

El hombre es el que hay que cuidar. En su derecho a la vida, en su derecho también a la libertad, sobre todo la religiosa, pues la libertad religiosa es uno de los principales derechos humanos. El segundo, por decirlo de alguna forma, después del derecho a nacer y vivir dignamente. No se puede elegir entre derechos fundamentales. Son inherentes a la persona. Aunque moralmente, no es lo mismo blasfemar que asesinar, siendo repulsivos los dos delitos.

¿Qué es lo que me lleva a rectificar? 

Primeramente, la opinión de amigos en los que confío. Luego, como ya he dicho, la visión de las execrables viñetas. Y después, este artículo de Juan Manuel de Prada, escritor de mi entera devoción, aunque confieso que lo he leído mucho más como articulista que como novelista. No tiene desperdicio y animo a todos a que lo lean entero y lo mediten. Aquí pongo solo unos párrafos:

“Benedicto XVI pronunció un grandioso discurso en Ratisbona que provocó la cólera de los mahometanos fanáticos y la censura alevosa y cobarde de la mayoría de mandatarios y medios de comunicación occidentales… Benedicto XVI, además de condenar las formas de fe patológica que tratan de imponerse con la violencia, condenaba también el laicismo, esa expresión demente de la razón que pretende confinar la fe en lo subjetivo, convirtiendo el ámbito público en un zoco donde la fe puede ser ultrajada y escarnecida hasta el paroxismo, como expresión de la sacrosanta libertad de expresión… esa razón demente es la que vindica el pasquín Charlie Hebdo, que además de publicar sátiras provocadoras y gratuitamente ofensivas contra los musulmanes ha publicado en reiteradas ocasiones caricaturas aberrantes que blasfeman contra Dios, empezando por una portada que mostraba a las tres personas de la Santísima Trinidad sodomizándose entre sí.

…Debemos exigir que la patología religiosa que inspira a esas alimañas sea erradicada de Europa. Pero, a la vez, debemos recordar que las religiones fundan las civilizaciones, que a su vez mueren cuando apostatan de la religión que las fundó; y también que el laicismo es un delirio de la razón que sólo logrará que el islamismo erija su culto impío sobre los escombros de la civilización cristiana…”

Más claro imposible. Ni islamismo ni laicismo. Por tanto, concluyo que NO PUEDO SER CHARLIE HEBDON, y mis incondicionales me sabrán perdonar.

Sólo lo fui por un día, como expresión de apoyo a unas pobres víctimas que, ciertamente, sembraron el mal y la blasfemia en Francia durante sus años de vida, y por las que rezamos. Y por las que también estamos dispuestos a dar la vida. Y que han muerto a manos de un fanatismo religioso asesino, al cual ellos mismos han dado alas y han invitado, debilitando la propia sociedad libre, por cristiana, que les permitía vivir usando esa libertad.

Anuncios

2 comentarios en “YO NO SOY CHARLIE, solo lo fui por un día. (Yo soy Nazareno, 4)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s