EL PORTAVOZ DE LOS OBISPOS, GIL TAMAYO, DEBE DIMITIR

Os pongo directamente sus declaraciones, en las que me baso para decir que Gil Tamayo, periodista y sacerdote (visto lo visto, el orden en que poner sus profesiones no lo tengo nada claro…), y Portavoz de la Conferencia Episcopal. Después de manifestar la condena al atentado, dice: Como periodista me duele enormemente este atentado a compañeros que lo que hacen es ejercer un servicio, en este caso desde el humor satírico pero necesario también en las sociedades democráticas y libres en la libertad de expresión y el derecho a la información.

10407044_485874704885553_8596308739094724788_n

O el Portavoz no conocía las viñetas aberrantes de Charlie Hebdo, cosa harto improbable, o tiene que retractarse, cosa que creo que no ha hecho hasta ahora, o debe dimitir ya mismo, sin dejar que pasen más días.

El humor satírico del que Ud. habla, Sr. Tamayo, es pura blasfemia. Compruébelo.

La blasfemia no es un servicio a la sociedad democrática, P. José María Gil Tamayo. Es evidente y se cae de su peso. Es, todo lo contrario, un insulto.

La blasfemia no es necesaria para la sociedad democrática, Sr. Portavoz. La envilece, la degrada, la aniquila.

Y la blasfemia, Padre, no es libertad de expresión ni derecho a la información. Es libertinaje, aberración de la libertad y destrucción de la convivencia.

Todo esto, salvando, como es lógico, la más enérgica condena del atentado, que no es lo que nos ocupa.

Por tanto, espero su rectificación o su dimisión inmediata, Sr. Gil Tamayo. No puede ejercer una portavocía de la conferencia de obispos españoles quien dice tamañas tonterías que ofenden al intelecto de cualquiera.

Cualquiera… que se preocupe por saber cuales son esos dibujos publicados por esos pobres dibujantes, y de los que acabo de hablar sobradamente en artículos anteriores.

Y es más: no se trata solo de unas palabras circunstanciales dichas a salto de mata: es un atentado crucial en la historia de Europa. Y es el análisis que se hace de él: confundir la libertad de expresión con la blasfemia. No saber discernir el laicismo crudo. Una capa de buenismo, aliñamos con solidaridad, acompañamos con democracia, etc, y ya tenemos a todos contentos.

También, Sr. Tamayo, cuando las femmmes digan “¡pechos fuera!”, ¿dirá Ud. también me solidarizo con esas compañeras que ejercen un servicio, en este caso de reivindicación gráfica, pero necesario para la sociedad democrática? ¿Lo dirá si lo hacen delante de sus jefes? (remito a la viñeta de Cuatro Rayas Mal Hechas)

Para decir lo que ha dicho, no hace falta ser Portacoz de la conferencia episcopal de la nación católica más antigua de occidente. Hasta yo mismo podría decirlo…

Los católicos españoles se merecen otra cosa. ¿No creéis?

Anuncios

7 comentarios en “EL PORTAVOZ DE LOS OBISPOS, GIL TAMAYO, DEBE DIMITIR

  1. La cuestión es, ¿las ideas religiosas deben ser protegidas pero las ideas políticas no? ¿Por qué? ¿Si alguien insulta al Islam es un delito, pero si insulta al liberalismo no? No lo veo claro.

    Me gusta

    • Claro que todas las ideas deben ser protegidas. La esencia del ser humano es su libertad, a imagen de Dios. Por eso mismo debe respetar las ideas del otro y éstas deben ser protegidas por el Estado. Todas. Quizás convendría que concretaras un poco más a qué te refieres…

      Me gusta

  2. Precisaré la pregunta, ¿todas las ideas deben recibir una protección “penal”? Yo tenía entendido que “las personas se respetan y las ideas se discuten”. Si metemos en la cárcel o multamos a quien insulte al islamismo, ¿deberíamos hacer lo mismo con quien se burle de Adam Smith o quien insulte a David Ricardo?.

    Me gusta

    • Pienso, sin ser ningún experto en jurisprudencia, que las penas tienen una gradación. No es lo mismo una religión, que afecta a lo íntimo de la persona, a todo su ser, y si la insultamos, insultamos a su esencia, que a una opinión valadí… Si yo escribo que Cristiano Ronaldo es un mierda de futbolista, menospreciaré a los madridistas, minusvaloraré a C.R., pero no blasfemaré. Será discutible. Lo mismo en ideas políticas, filosóficas, etc.

      Pero si insulto o menosprecio a una religión, como lo ha hecho Charlie Hebdon, tendrá otra pena, disuasoria, porque afecta al ser del hombre.

      Distinto es que el DELITO de blasfemia se aplique o no, que no se hace, por pseudoprogresismo. O por buenismo. O por miedo.

      Me gusta

  3. Lo siento, pero estoy en desacuerdo. No veo por qué la religión debe recibir ese estatus superior en una sociedad laica o no confesional. Las ideas sobre una hipotética trascendencia humana son tan discutibles y tan dignas de respeto (o de poco respeto) como las ideas políticas. El carácter “íntimo” (supongo que para usted equivale a sagrado) de la religión lo será para la gente religiosa; para los no creyentes son unas ideas como cualesquiera otras y por tanto todas ellas merecedoras del mismo trato. Creo que se acabó el tiempo de los privilegios.

    Me gusta

    • Tendrías razón si a la “sociedad laica” a la que te refieres, fuera lo mismo que “aconfesional”. Pero no lo es, ni con esa intención se consagró en la Constitución. Ser aconfesional es no favorecer una confesión a otras (aunque la C. española habla de especial colaboración con la Iglesia Católica). Ser laico, laicista, es eliminar todo lo sagrado de la faz pública.

      A lo que me refiero con “íntima” es que es personal y afecta a toda persona: a sus relaciones, a su familia, a su forma de vivir (en algunos casos de comer, etc), de matrimoniar, etc. Y todo ello no se implica en una opinión sobre la economía o el deporte…

      Eso es lo que creo que consagra la Carta Magna, y lo que, si no piensas así, tendrías que intentar cambiar, pero mientras tanto, hay que aceptarlo.

      Por ejemplo: hay capellanes en prisiones, cuarteles, etc, pero no “gurús de la filosofía” o “maestros de estilos de moda”, por ejemplo. Es otra categoría más elevada y fundamental para el hombre.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s