DiarioMosquetero/ ANA, LA NIÑA BENDECIDA.

Montse ha sido madre madre por segunda vez. Lo es de Marcos, su primer hijo, y ahora también de Ana, que vive hace casi seis meses en su vientre. Y que fueron bendecidos este domingo en la #MisaVidaMerced, en la Parroquia de La Merced de Cádiz, al final de la nueva Misa por la Vida y la Familia con que colabora Derecho A Vivir. Esta misa se va a celebrar cada segundo domingo de mes, y ésta ha sido la primera. FullSizeRender_1 Ha sido una Misa bellísima, en un día muy lluvioso, signo de la abundancia de la vida, que no impidió la asistencia de fieles al templo de la copatrona de Cádiz, Nuestra Señora de la Merced, cuyo año jubilar va a tener lugar por el 75 aniversario de la nueva imagen de la Virgen, pues la primera fue quemada por las hordas bolcheviques en la República. La

Virgen de la Merced es la protectora de los cristianos cautivos, perseguidos, la rescatadora, la liberadora de sus fieles. Los mercedarios, como bien saben los incondicionales que aún me leen, liberaban a los cristianos apresados por los turcos. Pagaban los rescates, recaudando el dinero, o incluso intercambiándose por ellos, y evitando así una muerte segura en prisión o una vida de esclavitud en los países islámicos.

Pues algo así pasa con el aborto hoy día. Las mujeres que abortan sufren esclavitud hoy. Son engañadas por el medio social abortista en que viven, teñido todo él de la cultura de la muerte. Son influidas por sus propias familias, por sus parejas. Son manipuladas por los centros abortistas, por los empresarios de la muerte. Y caen en una prisión tan horrible como las del Turco de ayer, las de Boko-Haram o ISIS de hoy. La prisión del síndrome post-aborto. La muerte para su hijo, el infierno en vida para ella.

Y he aquí que surge, en el centro histórico de Cádiz, en el barrio de Santa María, un cura, una parroquia, una Madre Consoladora. Surge la Vida.

FullSizeRender_3

Bajo la iniciativa y el empuje del P. Medina Pellegrini, con la colaboración de los mosqueteros de Derecho a Vivir, con la participación de los fieles, con la alegría de saber que se trabaja por defender lo más sagrado, el Señor de la Vida y su Madre de La Merced, la liberadora de la muerte, han BENDECIDO LA VIDA. Se ha valorado en Cádiz, una vez más, el don de la vida. Cádiz, la ciudad donde nació el defensor de la emancipación de los esclavos en tierras españolas, Moret. Cádiz, cuna de la Constitución que consagraba esa libertad. Cuyas calles y plazas has sido testigos de movilizaciones a favor del derecho a vivir (la última, en septiembre, una velada preciosa con cientos de participantes), y cuyos ciudadanos y fieles cristianos han estado implicados en la ayuda a las madres en dificultad (Red Madre, Proyecto Raquel…). Cádiz, acoge ahora esta iniciativa, que espero de sus frutos.

FullSizeRender_2

La primera niña bendecida por Dios junto a su Madre, a través de las manos sacerdotales ha sido Ana (cuyo nombre ya ha sido elegido por sus padres). Una pequeña de seis meses de vida en el seno materno. Una familia, la compuesta por Montse, Rafael su marido (también bendecido ayer como padre), su hijo Marcos, y ahora la pequeñita Ana, que abren la puerta a un río de bendiciones a las madres gaditanas y de toda la provincia que quieran acudir. A los niños por nacer, en el seno de sus madres, que en la Iglesia son acogidos, valorados, defendidos. A los padres que no asisten impasibles al asesinato de sus hijos, cuando no son impulsores del mismo. A las familias, en definitiva, que acogen la vida, que viven el amor.

Jesús Niño nos trae la Vida en la Familia, lo mismo que hace más de dos milenios a una pobre familia en Belén. La familia natural, compuesta por hombre y mujer, basada en el amor de por vida, y abierta a la vida, es la célula de la Iglesia y de la sociedad, como nos explicaba ayer el P. Medina, citando a S. Juan Pablo II.

Y para Montse y Rafa esta será una Navidad distinta. Su hija aún no nacida, ya ha sido acogida por la Iglesia, donde crecerá y de la que será miembro. Bendito sea Dios. Será la Navidad del embarazo de Montse, de la espera de Rafa, de la ilusión de Marcos… Ellos acudirán de nuevo muy pronto a la Virgen, a ofrecerle su nueva hija, y a pedir el bautismo.

Felicidades, familia. Habéis sido bendecidos con el don de la vida, vida bendecida por Dios. Que Él la acompañe siempre, desde el seno materno, imagen de la cueva de Belén, hasta el seno de Dios, la morada-Belén definitivo, la patria celeste, en todo su recorrido por la vida. Así sea.

Cartel Santa Misa por la vida y la familia.Definitivo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s