22N: ¿ANESTESIA para el “Pueblo de la Vida”?

(análisis de un discurso muy correcto, o “como ir a una manifa y no perder la raya del pantalón”)

“Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños, y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilándolos. Solo yo. Estoy al borde del precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan en él(J.D. Salinger, “El guardián entre el centeno”).

????????????????????????

España es hoy un enorme campo de centeno junto a un precipicio. Nosotros, los defensores de la vida, somos sus guardianes. Y muchas veces, no se puede evitar que esos niños, 300 cada día, caigan en el precipicio del aborto, sin utilizar la contundencia, gritar si hace falta, correr, agarrarlos, estar verdaderamente activos, sin dejar de ser buenos, pacíficos, guardianes de fiar.

Decía el último post que comentaría el discurso de D. Benigno Blanco el sábado 22 de noviembre en la plaza de Colón… Y eso voy a hacer.

Para empezar, quiero recomendar el artículo crítico que escribió Jose Javier Esparza hace unos días, titulado “Una protesta demasiado… benigna”, y cuyo título lo dice todo.

Yo coincido casi en todo (y no solo en este tema) con Esparza. Periodista de raza, de saber enciclopédico y de valores inalterables. Un auténtico guerrillero, al que además saludé casualmente y conversé con él en la manifestación.

aborto cero

Lo primero que me llama la atención es que solo se permitiera un discurso: el de Benigno. Un mensaje de cada líder de las principales plataformas convocantes era lo esperado, lo normal, y lo conveniente. Lo que vimos fue una uniformación plástica (colores blancos) y mensajes planos, sin color, sin variedad… sin vida. Precisamente lo contrario de lo que se quiere trasmitir.

Menos mal que esto era solo el intento de la organización. La gente gritó, el pueblo de la vida clamó. Como dije en el anterior artículo. No se puede poner puertas al campo, no se puede “reconducir” LA INDIGNACIÓN del pueblo de la vida. Esta es la auténtica y más noble INDIGNACIÓN.

Porque, aunque “el Gobierno Rajoy lleva tres años intentando denodadamente desmantelar a la derecha social, la marcha de este sábado demuestra que aún no lo ha conseguido”, -dice Esparza en su artículo– “esta marcha es una de las convocatorias más multitudinarias que ha vivido Madrid en los últimos cinco años. Un éxito, pues”. 

El discurso de Benigno me pareció correcto, pero demasiado correcto. Más bien políticamente correcto. Esta manifestación se había convocado por la negativa de Rajoy a derogar el aborto, siendo esto una auténtica TRAICIÓN, palabra por cierto, que no se pronunció en todo el discurso.

En cambio, éste estuvo plagado de expresiones más que confusas: “alcanzaremos el apoyo necesario [en la política] para instaurar leyes provida…” ¿Es que también nosotros vamos a buscar consensos, apoyos, cálculos electorales…?

Y también la expresión buenista e inocente de “queremos exigirle al Presidente del Gobierno… Pero más allá de esta circunstancia… con este Gobierno o con aquél...” O sea, que no, que este gobierno no es el malo, que nosotros no queremos exigirle, que no… ¡Qué candidez!

¿Pero no está ya más que demostrado lo que ha hecho, hace, e inevitablemente hará el gobierno del PP por la vida? ¿No está claro lo que hizo en su primer gobierno, mantener el aborto, dejar que el coladero del supuesto psicológico aumentara, dejar que los empresarios del aborto se enriquecieran?

Y sigue D. Benigno: está en tus manos impulsar… Aún estás a tiempo… Tienes una gran responsabilidad…  deseamos con todo el corazón que aciertes… Si haces lo que debes, la sociedad española te lo agradecerá y, en caso contrario, te exigirá… Tienes una gran oportunidad…” . Vamos, que si Rajoy buscara un director espiritual, cosa harto improbable, no hallaría ninguno mejor que el responsable del Foro Español de la Familia. Le ha faltado decir: “presi, si perdonas la vida de 300 niños al día, te proponemos para nobel de la paz y te invitamos a cenar en nuestra sede, ¿vale, Presi?”

Habíamos viajado toda la noche. Después del bocadillo (eso sí, preparado en estupenda acogida, como dije en un anterior artículo, por los chicos de DAV, lo mejor del día…) nos meteríamos, de nuevo otro viaje de nueve horas de vuelta a Cádiz. Y escuchábamos esas infantilidades… Es como si dijéramos: “queremos que derogues el aborto, Marianín, pero no te preocupes, no tengas prisa, nosotros defenderemos la vida, así, en general, siempre, hagas lo que hagas…” ¡Hombre por Dios!

Rajoy nos ha tomado el pelo a los pro vida – dice Esparza en el citado artículo – , ha traicionado una promesa electoral, ha utilizado la ley del aborto para quemar a un enemigo político (Gallardón), ha venido a dar la razón a los socialistas, ha abierto el camino para que el Tribunal Constitucional vote ahora contra el recurso que el propio PP interpuso… y además, ha mantenido los gaymonios, la ley de memoria histórica, los talleres de educación afectivo-sexual en las escuelas, la ideología de género, etc. En suma, Rajoy y sus muchachos han venido orinando durante tres años consecutivos en sus votantes. Y frente a eso, ¿qué nos decía Benigno? Mariano, no sigas orinándonos encima, que a lo mejor cualquier día de estos nos vamos a enfadar. Demasiado blanco y demasiado benigno“. Ahí queda eso.

Debo decir que me lo olía. Más allá del entusiasmo por la gente, el ambiente, etc., me olí algo al ver al director de la manifestación, hombre desgreñado pero encorbatado, con pinta de funcionario, megáfono en una mano, apagado por supuesto, un puro en la otra, y dando órdenes a la policía local de Madrid. Me recordó, por contraposición, a otro director de manifestaciones que yo conozco, que no paraba de vociferar y animar…

Pues eso es lo que tenemos. Por una parte el pueblo de la vida, por otra los pretendidos portavoces del mismo…

¿Qué podemos hacer? Eso es tema de otro artículo… Todo, menos quedarnos quietos esperando al mes de marzo.

¡VIVA LA VIDA, COÑO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s