Los “Foreros”

iphone 1881

Hoy hemos enterrado a la madre de Antonio Forero, voluntario de DAV San Fernando.

Soy reacio a escribir panegíricos. Creo que no es muy al estilo cristiano. Jesucristo no lo hizo. Pero sí lloró por su amigo, y mostró gestos de afecto y misericordia salidos de su Corazón Sagrado y lleno de Amor.

Creo sinceramente que todo bien que podamos hacer los hombres procede de Dios, de su gracia operante, contando con nuestra apertura, humilde y libre cooperación. Pero todo procede de Él.

Además, no he tenido el placer de tratar a la abuela de “los Foreros”, como conocemos nosotros a la familia de Antonio, Inma, y su hija Ana, voluntarios todos ellos de Derecho a Vivir. Auténticos mosqueteros de la lucha provida en San Fernando.

Un árbol malo no puede dar frutos buenos. “Por sus frutos los conoceréis”. Y estos son los frutos de la abuela: una familia entregada a Cristo, a su Iglesia, y a la defensa de lo más sagrado que tenemos: los valores permanentes. Los que son pasados de generación en generación. Los que les trasmitió Lola a su hijo Antonio y a sus hermanos, y los que él trasmite ahora, junto a Inma, a su hija Ana.

Todos los hermanos Forero, me consta, son personas de corazón amable, ancho, generoso. Son músicos, siempre dispuestos a compartir su arte y a enseñarlo. Siempre dispuestos a dar. Pero solo he tenido el don de conocer más a Antonio y su familia. Su conversión a Jesucristo, después de estar casi toda su vida anterior alejados de la Iglesia, les ha llevado a trabajar en la lucha por el Derecho a vivir. Y lo hacen con generosidad. Aportan una visión y un criterio en las acciones llenos de paz, de sabiduría, pero de determinación.

Los tres son unos ejemplos a imitar. ¡Cuánto me ha ayudado Antonio, amigo leal en los momentos difíciles! ¡Qué generosidad la de Inma cuando nos recibe en su casa o viene siempre a cualquier actividad! y cuánta jovialidad y limpieza en la mirada, bella y joven, de Ana, aportando luz y desenfado.

Ellos no son intelectuales de renombre. Ni líderes de opinión… Pero quien los trata sabe que si nuestros políticos dirigentes fueran como ellos, el mundo sería lo que Dios soñó.

Viven la humildad y la mansedumbre. Y también la generosidad y el sacrificio. Para mí son un ejemplo y una lección que Dios mismo ha puesto en mi camino para ayudarme.

Estos son los Foreros. Hoy están un poco tristes por la partida de la madre y abuela. Pero saben con una certeza segura, que les espera en otra vida, en la vida verdadera y eterna, de la que ésta, por la que ellos trabjan en DAV, es solo el inicio.

Y yo, tengo la suerte de contar con su amistad.

 13483231204_1ab2a16081_o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s