¿Han matado los “jalogüines” a La Isla? (y 2, “Una ciudad abierta”)

Decía mi buen amigo Jesús Rguez. Arias, y yo lo transcribía en mi anterior entrada: “…mi bendita Isla de León se va a convertir, por obra y gracia de unos cuantos, en lugar de muerte y miedo cuando siempre ha sido todo lo contrario porque San Fernando desde que yo tengo uso de razón, y ya van para algunos añitos, siempre ha sido una ciudad de luz, de sal, de vida.” Lugar de muerte y miedo, aunque sea lúdicamente, ha sido ayer y es hoy. Y de cosas más graves aún que la muerte y el miedo. Y de las que no hablaré ahora. HalloweenSanFernando (1)

El ser humano siempre ha querido “jugar” con el miedo, lo oculto, el misterio,… Sí. Y tiene su explicación socio-psicológica… Pero lo que no tiene explicación es que un responsable público diga: “una ciudad tiene que estar abierta A TODO lo que demanda la sociedad… El inmovilismo es malo para todo“. A ver… ¿A TODO? ¿seguro? Por ejemplo: …¿a un cambio de régimen económico? …¿a un nuevo modelo de Estado? …¿a una venganza popular hacia la “casta”? …¿a una derogación de leyes injustas, como la ley que permite asesinar a demanda a niños en el vientre materno?

¿El inmovilismo es malo para todo? ¿Si? ¿También para los que detentan el poder? ¿Hay que moverlos? ¿Y donde los ponemos (he dicho ponemos, no podemos, ¿eh?), si algunos no tienen otro oficio? ¿En algún banco que reparta tarjetas?

No. No todo lo que demanda la sociedad se puede dar, si esto no va encaminado al bien común. Imaginémonos por un momento que muchos demandan espectáculo porno en cada restaurante de la ciudad. Gratis. O intercambio sexual en dependencias municipales, sin coste alguno de cuota. O bien, poder jugar a los bolos con los concejales de turno… Sin que se puedan mover… O que todos los viernes y sábados del año haya varias procesiones a lo largo de la calle real… Todo esto parecería de recibo, ¿no? Bueno, esto es solo algo de ejemplo, ficción…

Pero hay sociedades que demandan que se pase a cuchillo a los de otras religiones, y eso no es ficción, es cruda realidad. También hay sociedades que demandan que se mate a ancianos, o que se puedan tener varias esposas… Incluso, porqué no, que se pueda uno casar con su mascota y engendrar especies mixtas… Y eso ya es más probable…

No. No todo lo que demande una sociedad puede o debe ser admitido por los responsables de gobierno, que tienden siempre a identificar sus propias ideas, (muchas veces desafortunadas o mal encaminadas, cuando no directamente perversas), con la de sus gobernados.

Ya se que, hombre, esto de Halloween es un juego, un divertimento… ¡No! ¡Es más! Es jugar con la muerte, rompiendo tradiciones seculares cristianas. Y mi pueblo, convertido en un cementerio. Ja. Qué gracia. Cientos de ciudadanos recorriendo el cementerio… El día de los Santos. La noche en que el Patrono de la Ciudad procesionaba. Por cierto, sin representación municipal.

HalloweenSanFernando (4)

Además… ¡Ya están resueltos los muchos problemas de la economía isleña! Y los de mis amigos con cinco hijos y en paro los padres, o los de otro, con dos y también en paro. ¡Ya podemos descansar y sentirnos satisfechos!

No. El inmovilismo no es malo siempre. Yo conozco ciertos inmovilismos que, perdurando en el tiempo, hacen mover la historia, como el Evangelio, la Tradición y la doctrina de la Iglesia. Por poner solo un ejemplo. O cierta permanencia de las leyes, del arte, de las obras humanas…

Incluso el “¡quieto!” del capataz del Nazareno bajando por la calle Ancha cuando el color verde-azulado, morao, del amanecer del Viernes Santo isleño (otro inmovilismo), se mezcla con el azahar, la saeta. la música de la banda, y forma una estampa en tu alma… Eso es un inmovilismo… Una estampa INMÓVIL para toda tu vida… Porque el Nazareno, por donde tiene que bajar, es por la calle ancha, ¡No por la Quinta Avenida! 

Si, hay cosas que no deben de moverse, ni de removerse, como los difuntos, que es una realidad que nos excede y sobrepasa, especialmente le sobrepasa a alguna que esta semana ha bromeado “no pretendemos levantar a los difuntos de sus tumbas, no“. En fin… Yo creo y afirmo que el único que puede levantar de sus tumbas a los muertos es Dios-Hijo. Y no bromeo. Bueno, hay “otro” que solo lo pretende, por envidia del primero (¿sabrá ella, la bromista, a quién me refiero? no creo…)

P.D. De otras cosas que se han dicho públicamente esta semana (“sabemos que hay parroquias que celebran la fiesta de Halloween” y “he visto un sacerdote vestido de Gargamel”), de esas… Prefiero no comentar nada, (se comentan solas).

Anuncios

Un comentario en “¿Han matado los “jalogüines” a La Isla? (y 2, “Una ciudad abierta”)

  1. He visto las imagines de un vídeo y me ha dado mucho miedo. Yo personalmente me cuesta creer en los fantasmas, en los muertos vivientes e incluso en los espíritus. Pero en lo que si que creo es en el demonio y en el poder que tiene. Y esa carroza con el demonio me ha espezlunado.

    El demonio existe por eso hay yanya maldad en el mundo y jugar con el es peligroso

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s